Un tribunal de Estados Unidos anula la multa de 465 millones contra Johnson & Johnson por su papel en la crisis de los opioides

La farmacéutica debía de pagar esa cifra como concepto por lo que cuestan un año los programas destinados a remediar las adicciones

Fotografía de un bote de pastillas de Oxicodona.
Fotografía de un bote de pastillas de Oxicodona.Mark Lennihan (AP)

El Tribunal Supremo del Estado de Oklahoma ha anulado este martes un fallo contra el gigante farmacéutico Johnson & Johnson por el que estaba obligado a pagar una multa de 465 millones de dólares (401 millones de euros) impuesta en 2019 por la crisis de los opioides vivida en Estados Unidos. Con una votación de 5 a 1 se ha respaldado la argumentación del alto tribunal de que el juez de distrito Thad Balkman, de una corte de menor instancia, no interpretó de forma adecuada la ley estatal de alteración del orden público. Se trata del primer juicio civil contra un laboratorio de Estados Unidos relacionado con los opioides, potentes analgésicos derivados sintéticos del opio.

La sentencia de 2019 alegaba que las compañías que anunciaron, vendieron y distribuyeron opioides inundaron las comunidades con miles de millones de pastillas para paliar el dolor que convirtieron en adictos a miles de personas y provocaron sobredosis. El juez estableció la cifra de 465 millones a pagar por la empresa como la cantidad necesaria para costear durante un año programas destinados a remediar la crisis de adicciones, que ha causado más de medio millón de muertos en 20 años en Estados Unidos. El Estado llegó a reclamar en un principio hasta 17.000 millones de dólares de indemnización correspondientes a 20 años de financiación de estos programas.

“Con esta decisión”, redacta en el fallo el juez James R. Winchester del Supremo de Oklahoma, “no minimizamos la gravedad del daño que miles de ciudadanos de Oklahoma han sufrido debido a los opioides”. “Por muy grave que sea el daño causado al público por la adicción a los opioides en Oklahoma, la ley de orden público no es la solución a ese problema”.

“Johnson & Johnson no promueve más la prescripción de opioides y no lo ha hecho en varios años”, desde el 2015, escribió el juez Winchester. “Incluso con las prácticas de marketing de J & J, estos medicamentos representaron menos del 1% de todas las prescripciones de opioides en Oklahoma”. Del 2007 al 2017, más de 4.600 personas murieron en Oklahoma por sobredosis de opioides, según estadísticas de ese Estado del medio oeste americano. El Supremo también ha rechazado la apelación del Estado para incrementar la cifra compensatoria.

El fallo se produce una semana después de que un juez en California fallase de manera provisional a favor de las grandes compañías farmacéuticas en una demanda presentada por varios gobiernos locales que buscan miles de millones de dólares para cubrir los gastos de la epidemia de opioides en el país. Según el juez de la Corte Superior del condado de Orange, Peter Wilson, los gobiernos locales no lograron demostrar que las compañías farmacéuticas recurrieran a publicidad engañosa para aumentar las recetas innecesarias de opioides y causar un perjuicio público. “Sencillamente no hay pruebas que demuestren que el aumento de las recetas no fue resultado de una necesidad médica adecuada de proporcionar analgésicos a los pacientes que los necesitaban”, escribió el magistrado en un fallo de más de 40 páginas.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Sobre la firma

Yolanda Monge

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS