Nueva York

Nueva York celebra el fin de la pandemia al levantar las últimas restricciones vigentes

El Estado registró este lunes el 70% de la población adulta vacunada con al menos una dosis

Una multitud camina en una calle de Nueva York, el pasado 7 de junio.
Una multitud camina en una calle de Nueva York, el pasado 7 de junio.ANGELA WEISS / AFP

Las últimas restricciones impuestas para frenar la propagación de la pandemia en el Estado de Nueva York son a partir de este martes historia gracias a una tasa de vacunación que alcanza total o parcialmente al 70% de la población adulta. Aunque la ciudad había recuperado la normalidad casi absoluta a mediados de mayo, incluida la reapertura del metro las 24 horas del día, el gobernador del Estado, el demócrata Andrew Cuomo, ha anunciado, con efecto inmediato, el fin de las limitaciones pendientes, salvo en establecimientos sanitarios, guarderías y medios de transporte público, donde aún deberá usarse mascarilla. El anuncio se produce el mismo día que Estados Unidos ha superado el umbral de 600.000 muertes por coronavirus.

Más información

Ufano por la adopción de medidas “que han demostrado ser las correctas”, el gobernador Cuomo subrayó que el Estado ha alcanzado la meta de vacunar al menos con una dosis al 70% de los adultos “antes de lo previsto”, un dato que se conoció este lunes. “El 70 % de vacunación es el objetivo nacional. Un 70% significa que ya podemos regresar a la vida como la conocíamos”, dijo Cuomo en una conferencia de prensa a menudo interrumpida por los aplausos.

Aunque el veterano gobernador es objeto de varias investigaciones -una, en concreto, por la disparidad en las cifras de muertos por covid-19 en las residencias de ancianos-, siempre ha hecho bandera de su gestión de la pandemia. De hecho, el fin de las limitaciones se celebrará esta noche con el lanzamiento de fuegos artificiales en distintos puntos del Estado, un espectáculo que, dijo, también servirá de homenaje a los trabajadores esenciales.

El anuncio es un tanto engañoso, no obstante. Las restricciones del Gobierno federal, emitidas por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en sus siglas inglesas), seguirán vigentes. Lo que hoy termina son las restricciones en entornos públicos, centros comerciales y comercios minoristas e instalaciones deportivas y recreativas. “Los negocios pueden abrir, porque las órdenes estatales ya no están vigentes, ni las restricciones de la capacidad o de los aforos, ni es preciso medir la temperatura ni necesario continuar con los protocolos extraordinarios de limpieza y desinfección”, como los que por ejemplo mantuvieron el metro cerrado durante meses en horario de madrugada.

El índice de positividad del coronavirus es actualmente del 0,4% en el Estado, la cifra más baja del país, según Cuomo. Un panorama radicalmente distinto de la ciudad -y el Estado- como epicentro de la pandemia en Estados Unidos hace exactamente un año, en abril y mayo de 2020, cuando la prevalencia del virus obligó a cerrar la economía. La actividad no se recuperaría brevemente hasta el otoño, antes de la segunda oleada de comienzos de 2021.

“En la vida no hay que volver al punto donde estabas porque la vida sigue. Hemos aprendido mucho durante este año, también hemos logrado muchas cosas, y ahora el reto debe ser reimaginar Nueva York para que sea mejor que nunca. Hemos de capitalizar este momento, para transformar y rehacer Nueva York”, dijo Cuomo, que dejó a criterio de los individuos y de algunos negocios adoptar sus propias medidas de precaución.

El gobernador recordó que el Estado seguirá animando a la población aún no inmunizada a vacunarse. El ritmo de vacunación se ha ralentizado en todo el país, y la evolución de la pandemia, con la variante delta o india predominante en el país, no está decidida. Máxime cuando en los medios de transporte resultaba más que frecuente encontrar a viajeros sin mascarilla antes incluso de que se levantase el grueso de las restricciones en mayo.

En el ojo del huracán durante semanas por acusaciones de acoso sexual, el supuesto maquillaje de datos de fallecidos en asilos y algunas irregularidades en torno al libro en el que narró su exitosa gestión de la pandemia, Cuomo hizo hoy una entrada triunfal en un edificio emblemático de la ciudad, el World Trade Center, para celebrar lo que definió como “un día para recordar”. Trabajadores esenciales y sanitarios asistieron a la puesta en escena, al menos oficial, del fin de la pandemia en Nueva York, para aplaudirle a rabiar. El Empire State y otros edificios icónicos del Estado se iluminarán esta noche con luces azul y oro, los colores de Nueva York. El Estado se suma así a California, donde medidas tales como la distancia de seguridad de seis pies (1,8 metros), el uso de tapabocas y la limitación de aforo en negocios y establecimientos de restauración, han terminado también el martes.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50