La crisis del coronavirus

Castilla-La Mancha reabre la hostelería y obliga a los clientes a descargar un código QR para facilitar el rastreo

El local no tendrá información del usuario. Los datos, cifrados, solo se utilizarán por el Gobierno regional en caso de detectarse casos de covid

El director de un restaurante en Leeds (Reino Unido) prueba la aplicación para registrarse a la entrada puesta en marcha por el Sistema Nacional de Salud británico, en septiembre.
El director de un restaurante en Leeds (Reino Unido) prueba la aplicación para registrarse a la entrada puesta en marcha por el Sistema Nacional de Salud británico, en septiembre.Getty

Este viernes, los habitantes de Castilla-La Mancha podrán volver a pisar un bar o un restaurante después de 26 días de cierre de la hostelería, una de las medidas que activó el Gobierno regional para frenar los contagios en esta tercera ola de coronavirus. Cuando lo hagan, deberán desbloquear el móvil para mostrar un código QR, un nuevo protocolo obligatorio a partir de esta medianoche, que tiene el objetivo de poder rastrear y localizar a los contactos de la forma más rápida posible en caso de que se produzca un contagio en alguno de esos establecimientos.

Para descargar ese código, explica un portavoz del Ejecutivo autonómico, la información “será enviada hoy [por este jueves] mediante SMS desde Sanidad a los hosteleros y mañana a partir de las 12.00 a los ciudadanos”. La región tiene algo más de dos millones de habitantes y los mensajes serán enviados a “todos los móviles” que el Gobierno regional tiene en sus bases de datos.

Habrá, además, unos días entre la entrada en vigor de la medida y la obligatoriedad de su cumplimiento. “Sí, habrá un pequeño margen”, confirma ese portavoz. “Lo óptimo es que los hosteleros la descarguen ya hoy”, añade la misma fuente, aunque exista ese breve periodo de transición “para habituar a la población y a los hosteleros al uso de la app y después será obligatorio usarla”. A media tarde de este jueves, “antes de empezar mañana el envío de SMS a la gente”, puntualiza esa misma fuente regional, ya han sido 33.000 los QR descargados y 1.500 establecimientos hosteleros se han registrado”.

Por un lado, los locales de hostelería y restauración, que cerrarán a las 21.00, deberán registrarse como tal en la página web que la comunidad ha creado (https://ocioresponsable.castillalamancha.es/) para poner en marcha este protocolo. Una vez realizado el registro, tendrán que descargarse la aplicación Ocio Responsable en CLM, a la que se accede mediante usuario y contraseña que se obtiene durante la inscripción. Una vez activa, y cada vez que un cliente entre, tendrán que registrar el código QR del ciudadano, que ha de seguir un proceso ligeramente diferente para obtenerlo.

En el caso de ser usuario de estos locales, también hay que entrar en la misma página web, y registrarse con nombre, apellidos, DNI y teléfono. Una vez completo ese registro, el código es enviado a través de un SMS al número de móvil que has introducido. Después solo hay que descargarlo. “El código QR que recibes está cifrado, por lo que el local no tendrá información tuya. Estos datos únicamente los utilizará la autoridad sanitaria de Castilla-La Mancha en caso de detectarse un caso de covid-19, para rastrear los posibles contactos y comunicarse con ellos”, aclaran las instrucciones de la web. ¿Qué ocurre en caso de que el cliente no tenga teléfono móvil? “En los sitios donde haya personas sin smartphone debería existir un registro físico de papel”, aclara el portavoz del Gobierno regional.

En julio pasado, el Gobierno de Castilla-La Mancha ya aprobó una normativa para identificar con DNI y número de teléfono a todas las personas que accedían a locales de ocio nocturno a partir de la 1.00, como medida para evitar cerrar el sector. La responsabilidad de recabar los datos recaía en el local, de forma que si alguien se negaba a ceder su DNI y su móvil, se le impedía el acceso, y si el bar o discoteca no aplicaba este control, se le podía sancionar con el cierre.

Las aplicaciones que permiten el rastreo de contactos, que sí se han utilizado en países asiáticos como Corea del Sur, Singapur y China para controlar la pandemia, tienen escaso éxito en España. Radar Covid ha fracasado en su tarea de convertirse en una herramienta útil contra la epidemia del coronavirus en España. Tras cinco meses desde su lanzamiento a finales de enero solo se habían registrado en la app 42.000 positivos, menos de los notificados algunos días de la tercera ola, escasamente un 2% de los diagnósticos que se han producido desde entonces. Su falta de uso, la insuficiente comunicación de las autoridades y la escasa implicación de las comunidades autónomas explican este fracaso. Solo siete, Castilla-La Mancha entre ellas, están aportando un número significativo de códigos con respecto a sus casos: Cantabria, Galicia, País Vasco, Asturias, Castilla y León y Madrid. Todas las demás reportan menos del 7%.

La Xunta de Galicia puso en marcha, el 17 de octubre del año pasado, su aplicación PassCovid. Es una herramienta complementaria a la del Gobierno central, que permite a los usuarios informar a sus contactos estrechos de un contagio y además, registrar los establecimientos donde hayan estado, a través de un código QR disponible en cada local, en la iniciativa más similar a la castellanomanchega en España, aunque no es obligatorio hacerlo. Los datos se guardan en la aplicación durante 10 días para informar a quienes hayan visitado el lugar, en caso de que exista un brote, informa Caridad Bermeo. Cerca de 58.000 personas se han descargado la aplicación en su móvil, según datos de la Xunta. La plataforma también permite a los usuarios saber las medidas y restricciones que están vigentes en cada municipio, ofrece un canal directo para contactar con el Servicio de Sanidad, así como información actualizada de la situación de la pandemia en la comunidad. Los ciudadanos también reciben avisos y recomendaciones sanitarias.

Lo más visto en...

Top 50