La crisis del coronavirus

Cuatro comunidades piden al Gobierno que autorice el confinamiento domiciliario

Sanidad considera que la medida no es necesaria y que hay que esperar unos días para ver el efecto de las restricciones

Un enfermo de covid en la UCI del Hospital Vall D'Hebron de Barcelona, este jueves.
Un enfermo de covid en la UCI del Hospital Vall D'Hebron de Barcelona, este jueves.MASSIMILIANO MINOCRI / EL PAÍS

El crecimiento descontrolado de la tercera ola de la pandemia, que el miércoles registró la cifra más alta de nuevos contagios, 38.869, en 24 horas, ha obligado a la mayoría de las comunidades a endurecer sus restricciones. Pero algunas ―Castilla y León, Asturias, Murcia y Andalucía― ya están planteando ir más allá, y, al igual que sucedió en la segunda ola, han pedido al Gobierno que habilite un mecanismo para autorizar un confinamiento domiciliario, algo que el decreto del estado de alarma actual no permite. En el Consejo Interterritorial de Salud celebrado el miércoles, varias autonomías pidieron que, al menos, el Gobierno tuviera “preparada” esa posibilidad “para aplicarla en el momento que fuera necesario”, según ha contado hoy el presidente murciano, Fernando López Miras. La respuesta del Ministerio de Sanidad, al igual que sucedió en la segunda ola, fue que no se plantean esta medida al no ser necesaria, y que hay que esperar 7 o 10 días para ver qué resultado dan las limitaciones impuestas. Este jueves, las comunidades han insistido en pedir públicamente la posibilidad.

El vicepresidente de Castilla y León, Francisco Igea, ha reclamado al Ejecutivo central que se replantee la opción del confinamiento domiciliario porque “no es momento de hacer ningún otro cálculo” y es “razonable” pensar en esa posibilidad que puede ser necesaria “en muy pocos días” si la curva sigue subiendo como en las últimas jornadas. Este confinamiento que propone sería “breve” pero “intenso” para frenar los contagios. Con 2.321 nuevos casos este jueves en la región, su récord de la pandemia, el vicepresidente ha anunciado que la Junta va a implementar nuevas medidas restrictivas, como “recomendar” a los ciudadanos que se queden en casa “salvo para ir al trabajo” y que eviten las reuniones con personas no convivientes. “Vamos a ver hasta dónde podemos llegar legalmente”, ha avanzado Igea.

El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, advierte de que la situación puede ser más "dramática" que en marzo. JUNTA DE CASTILLA Y LEÓN / EUROPA PRESS

“No me gustaría exagerar, pero (esta ola) puede ser más dramática que la de marzo, con más mortalidad, si no la conseguimos parar”, ha afirmado el vicepresidente, quien ha insistido en pedir a los ciudadanos que limiten sus salidas de casa “a lo esencial”.

Por su parte, el presidente de Murcia ha calificado el confinamiento domiciliario como una opción “necesaria” y que “tiene que estar sobre la mesa”, por lo que ha pedido al Gobierno central que ponga esa herramienta al alcance de las comunidades autónomas. En declaraciones al programa de Ana Rosa en Telecinco, López Miras ha lamentado que las comunidades no tengan esta opción a su alcance. Según ha contado, varias comunidades pidieron este miércoles al Gobierno central que prepare una reforma en ese sentido. “Si ellos no se van a implicar en la gestión de esta pandemia, que nos dejen a las comunidades tomar decisiones y que, al menos, hagan una reforma del estado de alarma para que las comunidades podamos decretar ese confinamiento domiciliario”, ha dicho.

López Miras ha recordado que en países de nuestro entorno, como Alemania, Reino Unido y Portugal, se han decretado confinamientos domiciliarios. “Los expertos y epidemiólogos nos dicen que, desde luego, es momento de actuar y, por eso, hemos actuado hasta el límite que nos permite nuestro ordenamiento jurídico”, ha señalado. “Poco más se puede hacer salvo un confinamiento”, ha asegurado.

Por su parte, el vicepresidente de la Junta de Andalucía, Juan Marín, ha pedido este jueves que los ciudadanos se autoconfinen, sin esperar a que las autoridades dicten la medida, debido al aumento “explosivo” de contagios de coronavirus. Marín ha recordado la petición en el Consejo Interterritorial de Salud de que el Gobierno decretara “o al menos tuviera un plan para decretar un confinamiento o bien parcial o bien global, en todo el territorio nacional, para parar esta ola”.

Durante la reunión con Sanidad, el consejero de Salud de Asturias, Pablo Fernández, también reclamó al Ejecutivo que se otorgue a las comunidades autónomas la capacidad para poder establecer un confinamiento domiciliario si hiciera falta. En la segunda ola, Asturias fue la primera comunidad en solicitar, el pasado 2 de noviembre, siete días después de decretarse el estado de alarma, la imposición del confinamiento domiciliario en el principado, algo que también pidió formalmente Melilla un día antes. Sanidad contestó que “en el escenario actual, no se contemplan confinamientos domiciliarios en nuestro país” y que iba a esperar para ver si las medidas tomadas lograban el efecto esperado contra el coronavirus.

Comunidades como Galicia y La Rioja también han recomendado a la población autoconfinarse. El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha recomendado no salir de casa más que para las actividades esenciales: salud, educación y trabajo. También ha instado a la población a “no autoengañarse” y no mantener reuniones de no convivientes en los domicilios. La presidenta riojana, Concha Andreu, ha aconsejado a la población autoconfinarse, sobre todo a los mayores de 65 años.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Buscador de restricciones: ¿Qué puedo hacer en mi municipio?

- Así evoluciona la curva del coronavirus en el mundo

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50