La crisis del coronavirus

Euskadi restringe a seis personas las reuniones sociales y reduce a la mitad el aforo en la hostelería

Extremadura y Asturias, con incidencias por debajo de la media, también endurecen las restricciones

El lehendakari, Iñigo Urkullu, acude este sábado a la reunión del consejo asesor del Plan de Protección Civil del País Vasco. En vídeo, la consejera de Salud vasca, Gotzone Sagardui, anuncia las nuevas restricciones.LINO RICO | VÍDEO: EP

En Euskadi no se permitirán encuentros sociales de más de seis personas y se reducirán los aforos en bares y restaurantes y en los comercios al 50%. La rápida expansión del coronavirus en esta comunidad autónoma, que se sitúa al borde de una situación de emergencia sanitaria con 323,81 positivos por cada 100.000 habitantes, ha llevado este sábado al Gobierno vasco a proponer un endurecimiento de las restricciones en todos los ámbitos, que podrían incluir “limitaciones quirúrgicas” a la movilidad en aquellas zonas con una alta incidencia del patógeno.

Las principales medidas que entrarán en vigor la próxima semana van dirigidas a reducir la concentración de personas, que no podrán superar las seis personas (hasta ahora se permitía un máximo de 10), y a contener las actividades de ocio. Los establecimientos de la hostelería deberán cerrar antes de la medianoche y el aforo se limita a la mitad de su capacidad. Esta medida para reducir el aforo al 50% se extenderá a todos los ámbitos, incluido el comercio. Los parques infantiles se cerrarán a las 23.00 y se suspenden las competiciones de deporte no federado.

Estas son algunas de las nuevas restricciones aprobadas este sábado por el comité asesor del Plan de Protección Civil de Euskadi (LABI) que preside el lehendakari, Iñigo Urkullu, y que se plasmarán en una orden que aprobará el Departamento vasco de Salud. La consejera del ramo, Gotzone Sagarduy, ha justificado la adopción de estas medidas por la “tendencia ascendente” del coronavirus en el País Vasco: “No queda otra que ser más estrictos”, ha dicho en una comparecencia. En esta comunidad se han registrado 841 nuevos casos este viernes, la segunda cifra más alta de esta segunda ola de la pandemia, tras los 866 detectados el pasado 29 de agosto. Euskadi pasa al nivel 4 del plan Bizi Berri (nueva vida) tras constatarse una “transmisión comunitaria alta y sostenida” y se coloca en el escalón previo a decretar confinamientos puntuales o generales de la población.

La orden con las nuevas medidas deberá recibir la ratificación del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) antes de su entrada en vigor, según ha indicado la consejera, quien no ha querido especificar si la reducción de los grupos sociales a seis personas es una obligación o una recomendación, como figura en la anterior orden del 19 de agosto, que fijó un tope de 10 personas en las reuniones.

El País Vasco roza las líneas rojas al alcanzar una tasa de incidencia de la enfermedad en más 300 casos por cada 100.000 habitantes en los últimos 14 días. Otro indicativo preocupante es el del aumento progresivo del índice de transmisión, que ya supera de largo el 1 y se sitúa en 1,26 con los datos de ayer. El único parámetro en el que esta comunidad autónoma no entra en zona de peligro es el de la ocupación de las UCI. Un total de 51 personas ocupan una cama en estas unidades de intensivos. La consejera Sagarduy ha asegurado este sábado que la red pública de Osakidetza tiene capacidad para 620 enfermos en las UCI.

El semáforo rojo que alerta de la gravedad de la situación está encendido en 12 municipios vascos, dos de Bizkaia (Durango y Lekeitio) y 10 de Gipuzkoa (Astigarraga, Azkoitia, Azpeitia, Beasain, Deba, Elgoibar, Ordizia, Tolosa, Urnieta y Zumarraga). Esta provincia, con 430 nuevos positivos en la última jornada, es la que presenta un escenario más crítico. Sagarduy ha señalado que, si la incidencia en estos puntos sigue en aumento, el Gobierno no descarta realizar confinamientos perimetrales —la consejera los ha denominado “limitaciones quirúrgicas de la movilidad”— en esas zonas o municipios para mitigar la propagación del coronavirus.

Además de las restricciones, el Gobierno vasco ha actualizado el protocolo frente a la covid para comenzar desde este mismo sábado a realizar pruebas de antígenos que permiten conocer el diagnóstico con más rapidez y proceder, en su caso, a un aislamiento precoz de los posibles positivos. De la misma manera, el periodo de aislamiento de los casos confirmados sin síntomas y de los contactos estrechos se reduce a 10 días.

Otras comunidades

Por otra parte, un Boletín Oficial de Extremadura extraordinario publicó el viernes nuevas medidas de contención después de que la comunidad haya pasado en siete días de una incidencia de 219,44 a 263,06, según los datos de Sanidad (aun así, por debajo de la media española del viernes, que estaba en 280,44). Por ejemplo, se endurece la posibilidad de entrar o salir de residencias sociosanitarias para personas con covid-19 o si en el centro hay casos positivos.

También se restringe el aforo de academias y autoescuelas al 75%, y en bibliotecas al 50%, y se limitan las reuniones sociales (salvo las de trabajo o entre convivientes) a seis personas, en línea con la mayoría de las comunidades. En bautizos y comuniones el límite máximo será de 15 personas, y en las bodas, de 100 si son al aire libre y 50 en espacios cerrados.

Otra de las comunidades con buenos indicadores, Asturias (206 de incidencia), siguió el viernes endureciendo aspectos y prohibió las visitas a ingresados a hospitales salvo casos como los partos, niños, postoperatorios y personas con discapacidad.


Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50