Casi un tercio de los brotes se producen en ámbitos sociales

Las reuniones con amigos y familiares son el principal núcleo de transmisión conocida, según datos de Sanidad

Interior de un restaurante en Barcelona antes del cierre decretado por la Generalitat.
Interior de un restaurante en Barcelona antes del cierre decretado por la Generalitat.Albert Garcia (EL PAÍS)

Eventos organizados, locales de ocio y, sobre todo, reuniones de amigos y familiares concentran casi una tercera parte de los brotes de coronavirus en España. El 31,4% de ellos proceden del ámbito social, según los datos que recoge este viernes el informe diario el Ministerio de Sanidad, que publica un análisis pormenorizado de los brotes. Desde que se cuenta esta estadística, justo cuando empezaba a asomar la segunda ola epidémica, se han contabilizado 8.488 brotes que suman 80.924 casos.

Más información
GRAFCAT3238. BARCELONA, 16/10/2020.- Dos trabajadores recogen la terraza de un bar del centro de Barcelona este viernes poco después de que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña haya avalado las nuevas restricciones adoptadas por la Generalitat (limitar las reuniones a un máximo de seis personas, suspender la actividad presencial en universidades y la reducción de aforo en espacios de culto) para combatir una pandemia cuyos contagios crecen de forma alarmante. EFE/Enric Fontcuberta
Sanidad comunica la cifra más alta de diagnósticos de la epidemia en España: 15.186
MADRID, 15/10/2020.- El ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia ante el pleno del Congreso para informar del Decreto por el que se declara el estado de alarma en nueve municipios de la Comunidad de Madrid, entre ellos la capital, para tratar de frenar la expansión del coronavirus, una medida que este viernes cumple una semana. EFE/Fernando Alvarado
Illa prevé nuevas medidas “contundentes y cortas” y pronostica “una Navidad diferente”

Le sigue el ámbito familiar (18,8%), el laboral (13,3%), los centros sociosanitarios (8,3%), educativos (6,1%), sanitarios (2,6%), los colectivos especialmente vulnerables como centros de acogida o provenientes de pateras (2,1%) y otros (1,9%), que incluyen congregaciones religiosas, prisiones o residencias de estudiantes.

Esta estadística no se refiere al total de casos, sino a los que se han podido trazar y agrupar en brotes de al menos tres positivos. En la última semana hubo 7.822 casos asociados a estos, lo que supone poco más de un 12,4% de los casos diagnosticados en ese mismo periodo de tiempo. Esto es una mala noticia, ya que los contagios no asociados a brotes son precisamente los que no están controlados, ya que la cadena de transmisión no está clara.

El 80,8% de los brotes son de pequeña magnitud, con menos de 10 casos. Los que acumulan mayor número de diagnósticos, algunos con más de 100, están ocurriendo entre trabajadores en situaciones de vulnerabilidad y en centros sociosanitarios, según Sanidad.

En la última semana, el ámbito social concentra el 27,4% de los brotes y el 25,1% de los casos. Los relacionados con reuniones familiares y de amigos son amplia mayoría entre estos (68,1%). El 15,3% de los brotes tienen un componente mixto, es decir, la transmisión se desplaza por ejemplo del ámbito familiar a otros, como el laboral o el social, o viceversa.

En opinión de Daniel López Acuña, exdirector de emergencias de la Organización Mundial de la Salud, estos datos apoyan las restricciones sociales: “Son importantes los grupos burbuja de seis personas, las limitaciones en los restaurantes y toques de queda como el que ha establecido Francia”. Esta estadística también muestra, en su opinión, que los brotes intradomiciliarios no tienen tanto peso como el de las reuniones sociales de amigos o familiares de distintas unidades de convivencia, por lo que propone poner ahí el foco.

Pedro Gullón, de la Sociedad Española de Epidemiología, asegura que estos datos están dentro de lo esperable, pero que adolecen de una cierta limitación. “Estas categorías tan grandes tienen dificultad para detectar brotes entre personas desconocidas, mientras que sobredimensiona los que se producen entre conocidos o familiares, ya que son más fáciles de identificar”, señala. Pone el ejemplo del transporte público, donde apenas se notifican contagios; no porque no se produzcan, sino porque es muy complicado identificar que ese fue el lugar donde se produjo la infección.

En las últimas semanas se ha observado un aumento de brotes en residencias de estudiantes, aunque siguen siendo minoritarios (18 brotes con 283 casos desde la última actualización); en entornos laborales asociados al sector empresarial y de la construcción (16 brotes con 75 casos) y en los centros sanitarios (2,7% de los brotes y 2,9% casos), sobre todo en hospitales (22 brotes con 186). Gullón asegura que aunque es frecuente, la transmisión nosocomial (dentro de hospitales o centros de salud) no deja de ser preocupante, y cree que se deberían tomar más medidas para evitarlas.

Acuña hace hincapié en que según la evolución que muestran los datos entre el total acumulado y la última semana se puede comprobar un aumento de los brotes en centros escolares (del 6% al 13%) o, al menos, los que allí se detectan, por lo que son ámbitos que, cree, se deberían proteger con especial cuidado, al igual que las residencias de mayores.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Descárguese la aplicación de rastreo para España

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Guía de actuación ante la enfermedad

Sobre la firma

Pablo Linde

Empezó a escribir sobre el coronavirus prácticamente cuando se descubrió y desde entonces se ha dedicado a cubrir la pandemia. Comenzó a publicar en EL PAÍS en 2007, centrado en asuntos relacionados con la sanidad y la salud, lo que le ha valido ganar varios premios nacionales, como el Prismas de divulgación científica o el Boehringer de medicina.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS