La crisis del coronavirus

Varios países europeos se unen a Italia y endurecen la apertura de fronteras

Hungría, Suecia, Suiza o República Checa establecen más restricciones que el resto

El primer ministro húngaro, VIiktor Orbán, en una rueda de prensa en Budapest, a mediados de mes.
El primer ministro húngaro, VIiktor Orbán, en una rueda de prensa en Budapest, a mediados de mes.Bernadett Szabo / Reuters

La lista de 15 países seguros se ha convertido en el marco en torno al cual gira la reapertura de la Unión Europea a viajeros del exterior, pero dado que se trata de recomendaciones y no de una obligación, su aplicación dista mucho de llevarse a cabo a rajatabla. Italia ya anunció que impondría cuarentena obligatoria y vigilancia sanitaria para todos los pasajeros que provengan de fuera del espacio Schengen, incluidos los de la lista acordada la semana pasada, pero no es el único que se ha desmarcado.

Hungría desconfía de la decisión adoptada por los socios, cuya entrada en vigor estaba prevista este mismo 1 de julio, y solo dejará ingresar en su territorio a los viajeros que provengan de Serbia. “No podemos cumplir con la petición de la UE y permitir la entrada de ciudadanos ajenos al bloque, porque iría en contra de los intereses sanitarios de la población húngara”, ha defendido el primer ministro Viktor Orbán en Facebook tras reunirse con el grupo que coordina la lucha contra el coronavirus en el país.

Suecia, uno de los más afectados por su estrategia basada en evitar el confinamiento, ha extendido las restricciones fronterizas a todos los ciudadanos de fuera de Schengen como mínimo hasta el 7 de julio, aunque espera sumarse a las recomendaciones de la UE “en un futuro próximo”. Suiza, que no es miembro de la UE pero sí pertenece al espacio Schengen de libre circulación, esperará hasta el 20 de julio y excluirá a Serbia. La República Checa solo ha dado su visto bueno a la entrada de ocho de los 15 países de la lista. Y Austria exige cuarentena de 14 días o test negativo para poder entrar desde los Balcanes occidentales, el área geográfica de Serbia y Montenegro, dos de los países desde los que la UE recomienda que se permita viajar.

El listado europeo de países seguros también incluye a Argelia, Australia, Canadá, Corea del Sur, Japón, Georgia, Marruecos, Nueva Zelanda, Ruanda, Tailandia, Túnez y Uruguay. Así como a China, pero en su caso a la espera de que Pekín autorice la entrada de ciudadanos europeos, dado que la reciprocidad es una de las condiciones exigidas por Bruselas para la apertura.

Bruselas recuerda que la gestión de las fronteras es competencia nacional, pero resta importancia a las iniciativas particulares tomadas por algunos de los socios. El mayor temor de la Comisión Europea es que desde las capitales se reabra unilateralmente a Estados que no figuran en la lista y crezcan los casos importados de covid-19, pero insisten en que, si bien lo ideal sería la unidad de acción, pecar de estrictos y mantener el cerrojo a ciertos integrantes de la lista no tiene ningún impacto sanitario.

El eurodiputado de En Comú Podem Ernest Urtasun cree que la aplicación desigual de la lista no es comparable a la descoordinación del cierre de fronteras al inicio de la pandemia y los roces que le siguieron, como cuando Francia llegó a imponer la cuarentena a los viajeros desde España en reciprocidad al confinamiento exigido por el Gobierno español. “Aquello fue un caos absoluto. Ahora por lo menos hay un esfuerzo de concertación que no todo el mundo está cumpliendo, pero existe. No me gusta que cada país haga lo que le parezca, pero es mejor que antes, cuando ni siquiera había un acuerdo marco”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Buscador: La nueva normalidad por municipios

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

Más información

Lo más visto en...

Top 50