La crisis del coronavirus

“Hay más riesgo en que un niño vaya a un supermercado que a un parque”

Entrevista a Fernando García-Sala Viguer, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria

El pediatra Fernando García-Sala Viguer
El pediatra Fernando García-Sala Viguer

“Las palabras de la ministra me han dejado un poco frío”, admite Fernando García-Sala Viguer, presidente de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (Sepeap). Se refiere a las explicaciones de cuál iba a ser el primer paso en el desconfinamiento de los niños. La portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha dicho esta mañana que podrán acompañar a sus padres en sus actividades, ir al supermercado, a la farmacia o al banco, pero no a dar un paseo. “Comprendo que al Gobierno le ha caído un marrón con este tema, y que tiene que ir con toda la cautela, pero yo veo más riesgo en que un niño vaya al supermercado que a un parque”, dice el médico. Se refiere a salidas, “claro, con todas las precauciones: guantes, mascarilla, lavado de manos. Con su papá o su mamá, sin tocar nada. No va a jugar con otros niños”, dice le médico valenciano, de 66 años.

El médico, sin embargo, se muestra conciliador. “Hay una presión social brutal en este tema de los niños, que con cinco o seis semanas en casa se van a volver locos”, dice. “Necesitan que les dé el aire”. “Pero, a la vez, hay miedo a que salgan, se infecten, y que en cinco o seis semanas haya un repunte de casos ahora que precisamente es cuando hay menos afectados y muertes”, añade.

El presidente de la sociedad de pediatras de atención primaria entiende las cautelas. “El grupo de expertos que asesora al Gobierno aún no ha hecho púbico su informe, que es el que debería seguir el Gobierno", afirma, como dando a entender que quizá cuando se plasme la medida en el BOE sufra alguna modificación. "De todos modos esto es un primer paso”, dice, y confía en que a partir del 9 de mayo, cuando acabe el siguiente periodo de alarma, “se den más”. “Ahora básicamente se trata de que cambien de chip, de que les dé el aire. Tienen que cambiar las rutinas. Hay que pensar además que en muchas casas pueden no tener espacio, a lo mejor, ni luz. Pueden estar estresados, angustiados, y salir a la calle les va a ayudar”, dice el pediatra, quien insiste en una idea: “De todas formas, esto va a ser así para los próximos días. Luego lo cambiarán y ya podrán salir a correr, a jugar, aunque sea solo con adultos o niños de su casa y con todas las precauciones. Esas salidas ya servirán para que vuelvan a hacer ejercicio, retomen la actividad física que es tan importante para ellos”.

“Desconocemos en un futuro lo que vaya a pasar. El Gobierno no tiene forma de saber qué va a encontrarse detrás de cada puerta que abre”. El pediatra valenciano admite que pueda haber recelo ante la posibilidad de que los niños se infecten si salen a la calle y transmitan la enfermedad. “A los de dos o tres años se les llama mocosos por algo. Si el virus se transmite por las fómites [lo que queda al estornudar en distintas superficies], ellos están todo el día echando cosas. Fíjate lo que pasa en las guarderías, que lo pillan todo”. Sin embargo, a la vez indica que están en una edad en la que están todo el tiempo aprendiendo, y que muchos, en cuanto son un poco más mayores, entienden lo que pasa. “El otro día me contó el padre de un niño de cuatro años que cuando le pidió que le acompañara a sacar la basura, el niño solo llegó a la puerta del patio. No quería salir porque le daba miedo”.

Información sobre el coronavirus

- Aquí puede seguir la última hora sobre la evolución de la pandemia

- Así evoluciona la curva del coronavirus en España y en cada autonomía

- Preguntas y respuestas sobre el coronavirus

- Guía de actuación ante la enfermedad

- En caso de tener síntomas, estos son los teléfonos que se han habilitado en cada comunidad

- Pinche aquí para suscribirse a la newsletter diaria sobre la pandemia


Lo más visto en...

Top 50