Doce países de la UE urgen a la Comisión a que endurezca ya sus objetivos climáticos

España, Francia, Italia y nueve países más forman un bloque de presión para Europa aumente los recortes de emisiones para esta década

El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en la Eurocámara.
El vicepresidente de la Comisión Europea, Frans Timmermans, en la Eurocámara.VINCENT KESSLER / Reuters

España, Francia, Italia y nueve países más de la UE han decidido formar un bloque de presión para intentar que Europa actualice lo antes posible sus planes de recorte de emisiones de gases de efecto invernadero. La UE se ha comprometido ya ante la ONU —y en el marco del Acuerdo de París— a reducir esas emisiones en un 40% respecto a los niveles de 1990. Pero el objetivo del 40% se estableció en 2014 y muchos países y la propia Comisión entienden que seis años después hay margen para presentar un objetivo más robusto. Ese bloque de 12 Estados, entre los que no figura Alemania, pide en una carta al vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, que se aceleren los trámites para que Bruselas presente lo antes posible, y como tarde en junio de 2020, la nueva meta, que, según reconoce la Comisión, deberá estar entre el 50% y el 55% de recorte.

En la carta, a la que ha accedido EL PAÍS, los ministros de medio ambiente de los 12 países —entre los que también están Austria, Dinamarca, Finlandia, Letonia, Luxemburgo, Holanda, Portugal, Eslovenia y Suecia— sostienen que si la UE presenta un plan de recorte “mejorado” puede hacer que otros grandes países también lo hagan. Pero, para ello, los firmantes entienden que la Comisión debe hacerlo ya.

La carta llega en una semana importante para el posicionamiento de Europa en la lucha contra el cambio climático. El miércoles está previsto que Timmermans, encargado de las políticas climáticas en la Comisión, presente la denominada ley de cambio climático europea. Bruselas y esa docena de países están alineadas en la necesidad de aumentar los objetivos para esta década para así poder llegar a las emisiones netas cero en 2050. Pero en diciembre, cuando todos los países de la UE se sentaron a cerrar ese objetivo de neutralidad para mediados de siglo, ya surgió una posición de bloqueo liderada por Polonia y otros países del Este. Polonia finalmente aceptó que se fijara la meta a 2050, aunque con una nota al pie en la que se decía que ellos no están “en condiciones en estos momentos” de “garantizar el cumplimiento del objetivo”. La negociación para endurecer la meta a 2030 se prevé también dura. De momento, ya se ha formado el bloque de 12 países que quieren ser más ambiciosos. El jueves los ministros de los 27 se verán en Bruselas en una reunión sobre políticas de cambio climático.

El Acuerdo de París, que data de 2015, establece que los países firmantes del pacto deberían actualizar sus planes de recorte ―con esos objetivos a 2030― durante este 2020. Ese proceso de actualización al alza se espera que culmine en la cumbre del clima que se celebrará en noviembre en Glasgow (Reino Unido). Pero ninguna de las grandes economías ha actualizado aún sus metas. De ahí la importancia de que lo haga la UE, algo que, según interpretan los firmantes de la misiva, puede arrastrar a otros grandes países a hacer lo mismo.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50