Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania abre la primera autopista eléctrica para camiones

La infraestructura permite almacenar energía limpia para reducir las emisiones del transporte

La autopista electrificada cerca de Fráncfort, en el Estado de Hesse. GETTY IMAGES

La transformación de la movilidad y la industria automovilística transcurre a gran velocidad ante la urgencia del desafío ambiental. La innovación llega ahora en Alemania al transporte de mercancías, responsable de buena parte de las emisiones de gases de efecto invernadero. El Gobierno alemán ha inaugurado esta semana la primera autopista eléctrica para camiones. Se trata de un proyecto piloto en el oeste del país, con el que el Gobierno aspira a reducir las emisiones contaminantes en el transporte.

Un tramo de la A5 cerca de Fráncfort, en el Estado de Hesse, ha sido electrificada y los camiones se enganchan desde un pantógrafo, es decir, un sistema articulado de barras instalado en el techo del vehículo, a un conductor aéreo que transmite la corriente. Los camiones llevan además instalados un motor eléctrico y baterías que se recargan desde la estructura superior. Estos camiones circulan en un tramo junto con el tráfico normal en una autopista que utilizan 135.000 vehículos al día.

El sistema, según explicó el Gobierno alemán en una nota, consiste en que el camión carga su energía a través del pantógrafo mientras esta en marcha. La idea es que una vez que el camión abandona los carriles electrificados pueda seguir su rumbo gracias a la energía que ha almacenado en la batería, sin emitir dióxido de carbono durante su trayecto. Este tipo de infraestructuras supondría además, según los promotores del invento, un considerable ahorro de combustible para las empresas transportistas.

La secretaria de Estado del ministerio de Medio Ambiente Rita Schwarzelühr-Sutter indicó durante la inauguración el pasado martes que “las líneas eléctricas para camiones son una solución particularmente eficaz para el transporte de mercancías”. Schwarzelühr-Sutter explicó que han probado el sistema durante muchos años en carreteras privadas y que ahora se abre el trayecto entre Fráncfort y Darmstadt, al oeste del país. Más adelante, se pondrán en marcha otros dos tramos en el norte del país, en el Estado de Schleswig-Holstein y en Baden-Württemberg, en el sur. Aseguró, además, que el ministerio de Medio Ambiente dispone de más de 70 millones de euros para el desarrollo de camiones híbridos.

La universidad de Darmstadt, unos 35 kilómetros al sur de Fráncfort, y Siemens se han encargado de la electrificación de la autopista. Antes de la experiencia alemana, ha habido una similar en Suecia.

El sector transporte contribuye de forma creciente al calentamiento global. En España, según los datos del ministerio para la Transición Ecológica, un 25% de las emisiones de gases de efecto invernadero en España proceden de este sector.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >