Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos tres hombres de 81, 79 y 61 años por abusar de menores a cambio de regalos

Las víctimas pertenecían a familias con problemas económicos de una pedanía de Murcia. Recibían móviles, dinero o invitaciones a comer

Un agente de la Policía Nacional.rn
Un agente de la Policía Nacional. europa press

Tres hombres de 81, 79 y 61 años han sido detenidos por la Policía Nacional de Murcia acusados de abusos sexuales a varias chicas menores de edad a cambio de regalos o dinero. Los presuntos abusos tuvieron lugar en las viviendas de los detenidos, en una pedanía de Murcia no precisada, y fueron cometidos contra menores en situación de vulnerabilidad social que recibían móviles, dinero o invitaciones a comer. Las víctimas, entre cuatro y seis, tenían entre 12 y 17 años, y algunas de ellas sufrieron abusos de varios de los detenidos, aunque estos actuaban de forma individual, según fuentes del cuerpo. Las chicas provienen de familias desestructuradas con problemas económicos.

Los detenidos están acusados de abuso sexual, acoso, agresión sexual, corrupción de menores, delito contra los derechos de los trabajadores y exhibicionismo, según ha informado este martes la policía. Las víctimas eran captadas por los arrestados en la población, y cada uno de ellos actuaba de diferente forma para ganarse su confianza. Las detenciones se produjeron a finales de marzo.

La investigación comenzó cuando los agentes del Grupo de Menores de la policía tuvieron conocimiento de que el domicilio del detenido de 81 años era frecuentado por jóvenes menores que accedían solas a la vivienda, sin que mediara ninguna denuncia. Los investigadores identificaron al octogenario y un tiempo después a las menores, que reconocieron haber acudido a la vivienda y permitir los tocamientos.

Según la investigación, convencía a las niñas para que acudieran a su vivienda a limpiar su casa y ayudarle en su cuidado personal a cambio de una pequeña prestación económica, cuando su único fin era de tipo sexual, ya que no solo se trataba de abusos sexuales, sino de tentativas de agresiones sexuales. Tras la detención, se procedió al registro de su domicilio, donde se localizó una agenda con nombres y números de teléfonos de varias niñas y jóvenes menores de edad.

Otro de los detenidos entablaba contacto con las chicas y les ofrecía que le acompañaran a su domicilio bajo la promesa de hacerles regalos. Ellas se acercaban a la vivienda en busca de su obsequio, rehusando entrar, y ante la negativa de estas, las intentaba besar y manosear.

Según las fuentes, las mismas chicas concertaban ellas mismas citas con el tercero de los detenidos para que, a cambio de dinero, regalos o de invitarlas a comer las llevaran en su automóvil a zonas aisladas donde mantenía relaciones sexuales con ellas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >