Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El riesgo de cáncer de pulmón se duplica incluso con dosis de radón menores de las que fija Europa

Un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica en 1.415 individuos no fumadores advierte de la necesidad de revisar los límites

Torrelodones (Madrid), uno de los municipios en los que existe radón.
Torrelodones (Madrid), uno de los municipios en los que existe radón.

Un estudio de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) con 1.415 individuos que nunca habían fumado, procedentes de 10 hospitales de Galicia, Asturias, Madrid y Castilla y León, concluye que el gas radón a dosis altas duplica el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Esta sustancia se convierte en peligrosa dentro de habitáculos cerrados, en los que entra y se acumula desde el subsuelo de forma sigilosa, sin dar ninguna señal de alarma. La única forma de detectarlo es mediante la instalación de detectores. Su relación con el cáncer de pulmón es conocida desde hace tiempo hasta el punto que la Organización Mundial de la Salud (OMS) lo clasifica como el factor de riesgo más importante para padecer dicha enfermedad en personas que no han fumado nunca y la segunda en fumadores.

La SEPAR comenzó a reclutar a pacientes en 2011 y asegura que "se trata de la investigación con mayor tamaño muestral realizada hasta ahora exclusivamente en nunca fumadores". El objetivo era evaluar la relación entre la exposición al radón ambiental con la posterior aparición de cáncer de pulmón e investigar si existía algún riesgo específico para el adenocarcinoma, el tipo de este tipo de tumor más frecuente en la actualidad. Los resultados se han publicado en la revista Environmental Research.

El análisis de los datos muestra que las personas expuestas a concentraciones de radón residencial superiores a 200 Bq/m3 tienen prácticamente el doble de riesgo de desarrollar cáncer de pulmón (1,73 veces más) frente a las que han soportado 100 Bq/m3 o menos. "Se observa que la relación dosis respuesta entre radón y cáncer de pulmón es lineal", especifica la investigación. Todos los participantes habían vivido una mediana de 30 años en el domicilio en el que se había detectado radón.

El doctor Alberto Ruano Raviña, profesor de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad de Santiago de Compostela y coordinador del estudio, asegura que los resultados "confirman" los datos de la OMS y de la Agencia de Protección Ambiental Norteamericana. Por lo tanto, añade, "deben tomarse medidas para prevenirlo". Entre ellas, señala la "urgente necesidad" de que España aplique la directiva europea sobre radiaciones ionizantes, que debería haber sido traspuesta en febrero de 2018. Esta norma aplica un límite de radón para viviendas y lugares de trabajo de 300 Bq/m3. La investigación pone, además, de manifiesto la necesidad de revisar las concentraciones consideradas de riesgo, como ya ocurre en el Reino Unido, Canadá o Irlanda, que establecen el límite en 200 Bq/m3. En Estados Unidos el valor baja hasta los 150 Bq/m3.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >