Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La primera comisaría específica para violencia de género tendrá psicólogo y trabajador social

Una oficina policial en Valencia busca facilitar las denuncias y afinar la detección del riesgo

Protesta en la plaza del Ayuntamiento de Valencia en enero.
Protesta en la plaza del Ayuntamiento de Valencia en enero.

La primera comisaría específica para atender a víctimas de la violencia de género abrirá sus puertas en dos semanas en Valencia y contará, inicialmente, con nueve policías, todas mujeres especializadas en la materia, un psicólogo y un trabajador social. La oficina persigue facilitar las denuncias y valorar mejor el riesgo que presentan las víctimas. Un análisis que hoy "no siempre se adecua a la realidad", afirma Gabriela Bravo, consejera de Justicia de la Generalitat valenciana, impulsora de la iniciativa, Las instalaciones de 197 metros cuadrados, ubicadas en la Ciudad de la Justicia de Valencia, dispondrán de un espacio para las exploraciones del médico forense adscrito al juzgado de guardia, y de un despacho para las "entrevistas reservadas" de las mujeres con sus letrados, cuya asistencia se ofrecerá de forma gratuita a través del turno de oficio.

La llamada Oficina de Denuncias y Asistencia de Violencia de Género sustituirá el ambiente con frecuencia inhóspito de las dependencias policiales por un espacio que proporcione "seguridad y sea confortable" para las víctimas, indica Bravo, animándolas así a señalar a su agresor. Los policías no vestirán uniforme y tendrán una sala para hacer más llevadera la espera a los niños, con una zona de juguetes y pantalla de televisión.

Los puestos policiales de la oficina, que estará abierta de nueve de la mañana a nueve de la noche, se ofrecieron a los miembros de la Unidad del Cuerpo Nacional de Policía adscrita a la Generalitat valenciana. Entre las solicitudes recibidas han sido seleccionadas las de nueve mujeres, incluida la responsable de la oficina, que cuentan con formación especializada en violencia de género y proceden en su mayor parte de las Unidades de Familia y Mujer (Ufam) de la policía. Ellas serán las encargadas de recoger las denuncias y trasladarlas a la Jefatura Superior de la Comunidad Valenciana, que se ocupará de las labores de investigación y, en su caso, de detener a los agresores.

Falta de receptividad

El trabajo compartido, en un mismo lugar, de policías, psicólogos y trabajadores sociales —la oficina contará en total con cuatro profesionales de cada especialidad para cubrir los turnos de 12 horas al día— permitirá afinar la valoración del riesgo a través del sistema Viogen, que distribuye el peligro que afrontan las víctimas en bajo, medio y alto. La denuncia policial de las víctimas irá acompañada desde un primer momento por informes del psicólogo, el trabajador social y, en su caso, el médico forense. Las mujeres saldrán de la oficina con las medidas de protección que se consideren necesarias policialmente, y además, encaminadas hacia otros recursos sociales dependientes de la Generalitat, resalta Bravo.

La oficina se ha perfilado durante un año y medio con la colaboración de entidades de mujeres y expertos en violencia de género. La consejera, nombrada a instancias del PSOE, asegura que el proyecto fue presentado al Ministerio del Interior en época del anterior titular de la cartera, Juan Ignacio Zoido, del PP, sin encontrar "receptividad". Y que tras la llegada del socialista Pedro Sánchez al Gobierno el ministerio ha dado, en cambio, pleno apoyo a la iniciativa. En función del resultado, añade Bravo, la oficina crecerá o se replicará en otras ciudades valencianas.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información