Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detectado un caso del mal de las ‘vacas locas’ en una granja de Zamora

La Junta y los expertos afirman que el riesgo para la población es "nulo" al tratarse de un caso atípico no transmisible

Foto de archivo de un rebaño de vacas de una zona de Escocia afectada por la enfermedad de las vacas locas.
Foto de archivo de un rebaño de vacas de una zona de Escocia afectada por la enfermedad de las vacas locas. REUTERS

España ha alertado a la Organización Mundial de Salud Animal de un caso de encefalopatía espongiforme bovina —EEB, más conocido como el mal de las vacas locas— registrado el pasado mes de enero en una explotación ganadera en El Piñero (Zamora). La vaca fallecida es de la raza frisona y había nacido en julio de 2013.

Según los análisis llevados a cabo por el Laboratorio Central de Veterinaria de Algete, se trata de un caso de EEB atípica de tipo H. Es el segundo caso de este tipo que Castilla y León registra en los dos últimos años. El anterior fue en El Sahugo (Salamanca), localidad situada a unos 150 kilómetros de El Piñero. La vaca afectada entonces era de raza mestiza y ya mayor, 19 años.

Los expertos y autoridades consultadas destacan que el riesgo para la salud pública "es nulo". "Se trata de un caso de los que denominamos atípico", afirma Juan José Badiola, catedrático de patología animal de la Universidad de Zaragoza y principal experto en España de la enfermedad.

"Son casos extraordinarios de los que apenas hay registrados una quincena en Europa en los últimos años y sobre los que aún sabemos poco y seguimos investigando. Pero no hay ningún riesgo para la población porque estos casos atípicos, a diferencia de los que causaron la crisis de las vacas locas, no son transmisibles", añade Badiola.

La explotación en la que se registró el caso está sometida a vigilancia, aunque no está previsto que sea necesario adoptar ninguna medida especial ni sacrificar a las otras 465 vacas de la granja, según Óscar Sayagués, director general de Producción Agropecuaria de la Junta de Castilla y León.

Sayagués ha resaltado que "el procedimiento de detección ha funcionado perfectamente y que España ni siquiera verá peligrar su condición de país con riesgo insignificante para EEB, un distintivo que logró en 2016". También ha descartado que este caso pueda tener alguna relación con el registrado en 2017. "Son explotaciones sin ningún vínculo", ha insistido.

Badiola considera "destacable" la juventud del animal que ha dado positivo. "Las EEB habitualmente afectan a animales de mayor edad. Es un caso llamativo, aunque sabemos poco de cómo puede una vaca desarrollar estas EEB atípicas", ha precisado.

A diferencia de los casos atípicos, la crisis de las vacas locas estuvo causada por el uso para el ganado de piensos de origen animal contaminados con priones, unas partículas infecciosas de tipo proteico que tienen la capacidad de transformar otras proteínas celulares normales en priones anómalos. Estos causan a su vez daños en el sistema nervioso de las vacas infectadas que a menudo se manifiestan con movimientos espasmódicos y temblores (de ahí el sobrenombre de la enfermedad).

Este tipo de EEB sí demostró ser transmisible y letal para el ser humano, especialmente por el consumo de tejidos nerviosos de la res. La enfermedad, que puede tardar décadas en manifestarse,  causó más de 200 muertes en Europa, cinco de ellas en España entre los años 2005 y 2008.

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información