Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los priones se hacen nuevos agentes infecciosos

No es una novedad que los priones, las proteínas mal plegadas causantes de enfermedades como la encefalopatía espongiforme bovina -EEB, el mal de las vacas locas- salten de una especie a otra. Unas 200 personas han muerto en el mundo por consumir carne de vacas infectadas. Pero nadie sabe cómo se produce el salto de especie, ni por qué se da entre algunas especies sí y otras no. Por ejemplo, los priones de las vacas sí infectan a humanos, pero los que producen una enfermedad similar en ovejas, el scrapie, no lo hacen. Un equipo de la Universidad de Tejas (EE UU) ha logrado ahora por primera vez reproducir en el tubo de ensayo el salto de especie de los priones, en concreto de hámster a ratón. "No se sabe nada de cómo los priones saltan de especie, ni por qué puedes comer cerebro infectado de oveja y no te pasa nada cuando, teóricamente, con unos miligramos de vaca morirías de encefalopatía", señala el español Joaquín Castilla, uno de los autores del trabajo, publicado en Cell.

El experimento demuestra que el prion, al saltar de especie, también cambia de conformación y se convierte en un agente infeccioso diferente, capaz de infectar a la especie nueva y a aquélla de la que procedía, pero causándole signos clínicos distintos. "Esto sugiere que la variedad de posibles priones es realmente muy amplia", dice Claudio Soto, chileno, líder del grupo. "No deberíamos sorprendernos si se cruzan nuevas barreras entre especies y aparecen nuevos priones. Potencialmente, hay una gran variedad de priones infecciosos".

Para el experimento, estos científicos han desarrollado una técnica denominada PMCA que viene a ser una especie de amplificador de priones, y permite hacer en el tubo de ensayo en pocos días lo que trabajando con animales vivos llevaría años. Ellos creen que se podría usar para estudiar de modo relativamente rápido si los nuevos priones que se descubran infectan o no a humanos.

Lo explica Castilla: "Sabemos que hay ovejas que han comido EEB

[carne de vacas infectadas con el prion bovino], que se han infectado y tienen una enfermedad parecida al scrapie. Sabemos también que el scrapie no infecta humanos, y por eso nadie le presta demasiada atención. Pero ¿qué pasa si se cuela en la cadena alimenticia una oveja que, en vez de scrapie, tiene EEB en oveja? ¿Infecta ese prion a humanos? Con nuestra técnica podemos averiguarlo. Hay muchos genotipos de oveja, y estudiarlos todos en vivo llevaría décadas, mientras que con la PMCA sólo meses".

Se ha descubierto que hay vacas que desarrollan la encefalopatía sin haber comido piensos infectados, sino por causas genéticas, y lo mismo ocurre con ovejas. No se sabe si esos priones infectan a humanos o no. También se duda sobre el prion que infecta a los ciervos. Estos científicos intentan lograr que su técnica sirva para detectar priones de modo rápido y muy sensible en animales y en humanos que aún no presentan síntomas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de septiembre de 2008