Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Salvador |Un pederasta biógrafo de un santo

La Justicia enjuicia ahora otros dos casos en el país sudamericano

Papa Francisco Ver fotogalería
Canonización del arzobispo de San Salvador Óscar Arnulfo Romero el pasado octubre. EFE

Los casos de pederastia denunciados e investigados en la Iglesia de El Salvador son escasos. "Hemos concluido los procesos penales eclesiásticos en contra de los sacerdotes acusados de abuso sexual de menores. Los tres sacerdotes procesados fueron encontrados culpables en sus respectivos juicios, por lo que en los tres casos se impuso la pena de dimisión del estado clerical", dijo el 18 de diciembre en su homilía dominical el arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar Alas. Los tres sacerdotes destituidos por el Vaticano, en 2016, son Juan Francisco Gálvez, Antonio Molina y Jesús Delgado. 

Así llega cada país a la cumbre

El Salvador |Un pederasta biógrafo de un santo

El tratamiento de la cuestión de la pederastia en cada conferencia episcopal es muy desigual. Pinche aquí para conocer la magnitud del problema y cómo lo han abordado en una veintena de países

A los tres se les acusó en diferentes periodos de 2015. El primero y más grave fue el caso de Jesús Delgado, entonces vicario de la archidiócesis y acusado de haber abusado de una mujer que entonces tenía entre 9 y 17 años de edad. Hoy tiene 46 años. Delgado fue un sacerdote reconocido, historiador y biógrafo del ahora santo Óscar Arnulfo Romero.

Gálvez, por su parte, fue denunciado por cinco casos de pederastia cuando ejerció como párroco en el municipio de Rosario de Mora, en los alrededores de la capital, San Salvador. Y Molina fue suspendido como párroco de la iglesia Santa Cruz de Roma, en la ciudad de Panchimalco, también en los alrededores de San Salvador, por dos casos de abuso sexual.

Ninguno fue llevado antes la justicia, sino condenados por la Iglesia a la "pérdida total y definitiva de todas las facultades sacerdotales, y por consiguiente de ahora en adelante ellos no podrán ejercer ningún oficio ni función sacerdotal, conforme al canon 292 del Código de Derecho Canónico", según informó en su momento el arzobispo Escobar Alas, al dar a conocer la sentencia.

El caso que sí está siendo procesado es el de José Adonay Chicas Campos, expárroco de la localidad de Zaragoza, en San Salvador. El sacerdote fue detenido en junio de 2018 y está acusado de los delitos de agresión sexual contra un chico de 16 años con discapacidad de forma continuada, remuneración por actos eróticos y corrupción de niños agravada por el uso de tecnologías, según  informó la Fiscalía General de la República (FGR). Por este caso, el arzobispo Escobar Alas pidió perdón público. Finalmente se conoció que la Fiscalía de Santa Ana informó en noviembre de 2018 la orden de detención del  sacerdote Salvador Everardo Linares Aguilar, por estupro a una chica de 17 años. De estos dos casos aún no hay sentencia.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información