Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cronología de víctimas mortales de violencia de género de 2019

Treinta y ocho mujeres han sido asesinadas por sus parejas o ex parejas en lo que va de año, 1.013 desde que empezaron a contarse en 2003

Violencia machista
Manifestación contra la violencia de género en Madrid.

Treinta y ocho mujeres han sido asesinadas por sus parejas o exparejas en España en lo que va de 2019 según el balance de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, actualizado a 11 de julio. La última víctima incluida es una mujer de 21 años que ingresó este sábado en un hospital tras ser agredida por su expareja en L'Hospitalet de Llobregat, y murió horas después por las lesiones sufridas. Tenía un hijo menor de edad y existían denuncias previas por violencia de género. Con ella, son 1.013 las mujeres muertas desde el 1 de enero de 2003, cuando se empezaron a contabilizar oficialmente.

La primera víctima mortal de 2019 fue Rebeca Alexandra Cadete, asesinada el 3 de enero presuntamente por su novio en Laredo (Cantabria). Además, hay un caso en investigación. Veintisiete menores se han quedado huérfanos a causa de la violencia machista y dos niños fueron asesinados por sus padres.

Por comunidades, Andalucía encabeza el listado con ocho mujeres asesinadas, seguida de Canarias y Comunidad Valenciana, con seis. Por edades, el grupo más numeroso con 16 víctimas es el de mujeres entre 41 y 50 años. En segundo lugar, con ocho víctimas, el grupo de entre 21 y 30 años. Veintitrés de las víctimas mortales eran españolas. Solo en ocho casos había denuncias previas contra el agresor. En cuatro de los casos se habían llegado a tomar medidas de protección, aunque en un caso ya no estaban en vigor. Veintisiete de las mujeres convivían con su agresor. 

El año pasado se cerró con 48 mujeres asesinadas, tres menos que en el año anterior. En esta cifra se incluye a Vianca Alejandra Roca, de 25 años, cuyo cuerpo fue hallado en el río Congost, en Granollers, el 9 de septiembre de 2018, aunque su caso no ha sido confirmado como un asesinato machista hasta este viernes, casi un año después, tras la detención e ingreso en prisión provisional de su pareja, Joel Pérez.  

El 016 es el número de atención a las víctimas de violencia de género. No deja huella en la factura, pero hay que borrarlo del registro de llamadas.

Enero

Puerta de la vivienda de la mujer asesinada en Laredo.
Puerta de la vivienda de la mujer asesinada en Laredo.

3 de enero en Laredo (Cantabria): Rebeca Alexandra Cadete

Rebeca Alexandra Cadete, de 26 años, fue apuñalada hasta la muerte presuntamente por su novio, Tomás Maestre Ramírez, de 29, que fue detenido. No tenía antecedentes por violencia machista y no constaban denuncias previas de la víctima contra el arrestado. La joven tenía un hijo de cinco años que había dejado hacía tres con su familia en su país de origen, República Dominicana. 

12 de enero en Fuengirola (Málaga): Leonor Muñoz González

Una mujer de 47 años y nacionalidad española, Leonor Muñoz González, murió apuñalada en su vivienda de Fuengirola (Málaga) a manos presuntamente de su expareja, un hombre de origen alemán de 50 años, que fue detenido en el hospital de Marbella. Fuentes policiales informaron de que no constan denuncias por malos tratos ni órdenes de alejamiento contra él. El hijo de la víctima, de 16 años, lo vio todo y resultó herido leve en el suceso.

13 de enero en Lanzarote: Romina Celeste Núñez

Romina Celeste Núñez, de 28 años y nacida en Paraguay, desapareció el 1 de enero en Costa Teguise (Lanzarote), pero su marido, Raúl Díaz Cachón, de 44 años, no denunció su falta hasta una semana después. El día 13, el hombre fue detenido tras confesar que la encontró muerta, se asustó y tiró su cadáver al mar en distintos puntos de la costa. Ingresó en prisión acusado de haber matado a su mujer y de malos tratos habituales. El cadáver de la joven todavía no ha sido localizado, aunque el caso se incorpora al listado oficial el 10 de julio. Núñez había denunciado a su marido por malos tratos dos días antes de su boda.

15 de enero en Toreno (León)

Rebeca Santamalia, junto a José Javier Salvador, en 2005 durante el juicio por la muerte de su esposa, en la Audiencia de Teruel.
Rebeca Santamalia, junto a José Javier Salvador, en 2005 durante el juicio por la muerte de su esposa, en la Audiencia de Teruel.

Una mujer de 95 años falleció en el hospital, donde llevaba tres días ingresada tras ser presuntamente agredida por su marido, también de 95 años y que fue detenido, en la residencia de mayores en la que vivían los dos desde hacía tiempo en la localidad de Toreno (León).

19 de enero en Zaragoza: Rebeca Santamalia

La abogada Rebeca Santamalia Cancer, de 47 años, fue hallada muerta en Zaragoza en la vivienda de José Salvador Calvo, que estaba en libertad condicional desde 2017 tras haber cumplido cárcel durante 14 años por haber matado a su mujer. Santamalia había sido su abogada defensora y ahora mantenía una relación sentimental con este hombre de 50 años, razón por la cual este crimen es considerado violencia de género. La Delegación del Gobierno en Aragón confirmó estos extremos, así como el suicidio de Salvador. Santamalia era madre de un hijo de 14 años.

26 de enero en Dos Hermanas (Sevilla): Rosa Romero

Una mujer de 67 años, Rosa Romero Rueda, fue asesinada a golpes por su marido, Emilio V.T., de 68, en el domicilio familiar en Dos Hermanas (Sevilla), que fue detenido. El hombre llamó al 112 para confesar el crimen. Fuentes municipales precisaron que no constan denuncias por violencia machista ni en el registro de la Policía Nacional, ni en el de la Policía Local ni en la Delegación de Igualdad municipal.

30 de enero en Reus (Tarragona): Kelly M. Q.

Se llamaba Kelly M. Q., tenía 17 años y estudiaba 4º de ESO. Murió asesinada presuntamente a manos de su novio, Mauricio, en un piso de Reus. Tras el crimen, el agresor, Mauricio, de 19 años, saltó por el balcón de un quinto piso. Fuentes policiales confirmaron que el hombre, nacido en la República Dominicana, tenía antecedentes, aunque no por violencia machista.

 Febrero


3 de febrero en Santa Cruz de Tenerife: Rosa María Concepción Hernández

Un hombre de 57 años fue detenido como presunto autor de la muerte a golpes de su tía, Rosa María Concepción Hernández, de 60, en Tenerife. La Delegación del Gobierno confirmó que, como sospechaban los investigadores, se trata de un nuevo caso de violencia de género, ya que la víctima y el presunto agresor vivían en el mismo domicilio y mantenían una relación. 

Es es la única asesinada de 2019 que había denunciado a su agresor. Según la Delegación del Gobierno, fue asistida en 2014 por una denuncia por malos tratos en el ámbito doméstico, por lo que al hombre se le impuso una medida de alejamiento por un año —en aquel momento no constaba la relación sentimental. En julio del año pasado, también recibió asistencia médica en el hospital de La Palma por golpes infligidos por su pareja, pero no quiso cursar denuncia ante la Guardia Civil. 

8 de febrero en Alcalá de Henares (Madrid): Daría Oliva Luna

La policía detuvo a Manuel Moreno Agudo, español de 42 años, en Alcalá de Henares (Madrid), después de que los agentes hallaran el cuerpo descuartizado de una mujer en el interior de un congelador. Sías después, se confirmó que la mujer era su novia, Daría Oliva Luna, de 22 años y con doble nacionalidad rusa y española, y que murió tras recibir dos puñaladas por la espalda. Llevaba desaparecida cerca de un año y medio.

9 de febrero en Planes (Alicante): Sheyla Chazarra Moyano

Un hombre de 34 años, Jorge Balaguer Catalá, llamó el día 9 a la Guardia Civil y aseguró que había encontrado muerta a su pareja, de 29, tras despertarse por el llanto del hijo que tienen en común. Pero no fue un suicidio, como trató de fingir el hombre. Dos días después, el individuo fue detenido como presunto asesino de la mujer, Sheyla Chazarra Moyano, que fue degollada. Ambos residían en Planes (Alicante) y provenían de la vecina Alcoy. La mujer tenía cinco hijos.

Marzo


Unas doscientas personas muestran ante la antigua sede consistorial de Estepona (Málaga) su repulsa por el asesinato de una mujer de 58 años.
Unas doscientas personas muestran ante la antigua sede consistorial de Estepona (Málaga) su repulsa por el asesinato de una mujer de 58 años. EFE

8 de marzo en Madrid: Estrella Domínguez

Un hombre de 81 años, Luis Díaz Pintado, mató a tiros presuntamente a su mujer, Estrella Domínguez Menéndez, de 63, tras haber mantenido una fuerte discusión en su vivienda del distrito madrileño de Ciudad Lineal. Después, el supuesto autor se descerrajó un disparo, también en la cabeza, que le causó inmediatamente la muerte. No existían denuncias ni órdenes de alejamiento.

9 de marzo en Estepona (Málaga): Gloria Tornay

La española Gloria Tornay Naranjo, de 58 años, fue presuntamente asesinada a puñaladas por su marido, un británico de 55 años, en Estepona (Málaga) en presencia de su hijo, de 15 años, al que echó de la casa. El menor intentó después entrar en la vivienda unifamiliar por una ventana y por la puerta, pero no pudo. La mujer no había denunciado malos tratos. El hombre, con heridas leves en ambas muñecas, fue dado de alta al día siguiente.

Miembros de la Guardia Civil y servicios funerarios en la casa de Loeches donde se produjo el crimen.
Miembros de la Guardia Civil y servicios funerarios en la casa de Loeches donde se produjo el crimen.

10 de marzo en Valga (Pontevedra): María Jesús Aboy

Un hombre de 46 años, Javier Bello Ferreirósacabó presuntamente con la vida de su mujer, María Jesús Aboy, de 43, a tiros en su vivienda en Valga (Pontevedra) y después se suicidó. El presunto asesino disponía de licencia de armas porque era aficionado a la caza y poseía dos escopetas. La Guardia Civil cree que perpetró el crimen con una de estas armas. Fue la hermana de la víctima, que se desplazó a la casa al ver que el matrimonio no acudía a una cita, la que halló los cuerpos sin vida de ambos. La pareja tenía dos hijos en común, mayores de edad.

25 de marzo en Loeches (Madrid): María

Un hombre de 49 años mató presuntamente a su esposa, María, de 39, en Loeches, al este de Madrid, y después se ha quitado la vida cortándose las venas. La hija mayor de la pareja, de 11 años, encontró los cadáveres y, ensangrentada, bajó al supermercado Dia que hay debajo de su casa y en el que sus padres trabajaban. El alcalde de la localidad, Antonio Notario, contó que la menor avisó a los trabajadores del establecimiento de lo que había sucedido y estos a la Policía Local. También confirmó que en la vivienda estaba también el hermano de la niña, de 5 años, que dormía "y no se enteró de nada". No existían denuncias por violencia de género.

Abril


2 de abril en La Laguna (Tenerife): María Soledad Bobet Castro

Todo apuntaba a un accidente de tráfico, pero la policía seguía investigando y detuvo en La Laguna (Tenerife) a un hombre, Juan Carlos Alfonso, de 53 años, por la muerte de su expareja, María Soledad Bobet Castro, de 47, a quien supuestamente roció con gasolina y le prendió fuego. El vehículo en el que viajaban el presunto autor del crimen y la víctima se estrelló contra una farola en La Laguna el 16 de enero. Cuando llegaron los servicios de emergencia, hallaron solo el cadáver calcinado de la mujer. Su acompañante se dio a la fuga y fue localizado horas después en un centro hospitalario tras sufrir heridas en los brazos y piernas.

2 de abril en Rojales (Alicante)

Apenas tres horas después de aterrizar en el aeropuerto de Alicante, una mujer de 34 años y origen húngaro fue encontrada muerta en un apartamento en la urbanización Pueblo Bravo de Rojales (Alicante). Su pareja, de 49 años y de la misma nacionalidad, fue detenido como presunto autor de un delito de homicidio. Ni la víctima ni su presunto agresor, cuyos nombres no se han hecho públicos, estaban empadronados en el municipio de Rojales, aunque no se ha podido confirmar si eran turistas de vacaciones o si pretendían establecerse en España.

7 de abril en Vinarós (Castellón)

El cadáver de Nelea Severa, la mujer de 26 años desaparecida en la localidad castellonense de Vinaròs desde mediados de febrero, fue localizado por agentes de la Guardia Civil en la medianoche del sábado en Ulldecona (Tarragona), enterrado y con signos de violencia, según ha informado la Comandancia de Castellón.

20 de abril en Olot (Girona)

Los Mossos d’Esquadra detuvieron  a un agente del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) de 38 años como presunto autor de la muerte de Irene López, su pareja, en Olot (Girona). El cadáver de la víctima fue localizado de madrugada por la hija de la mujer —de 14 años y fruto de una relación anterior— cuando la menor regresó a casa tras haber salido con unos amigos.

24 de abril en Adeje (Tenerife): Silvia

La Guardia Civil halló los cuerpos de Silvia, de 39 años y el su hijo mayor, Jakob, de 10, alemanes desaparecidos en el municipio de Adeje (Tenerife). Ambos se encontraban dentro de una gruta, de la que el hijo menor, Jonás, de siete años, logró escapar y denunció que su padre les estaba agrediendo cuando logró huir. Unos excursionistas encontraron al pequeño lleno de tierra y llorando en un sendero en la zona de Taucho, un monte al sur de la isla. Llevaba cinco horas en shock deambulando por el monte solo. El padre, Thomas Handrick, de 43 años, fue detenido.

Mayo


1 de mayo en Parla (Madrid): Juana U. M.

La Policía Nacional halló la madrugada del 5 de mayo el cadáver de una mujer que presentaba signos de violencia en una vivienda de la localidad madrileña de Parla y que llevaba varios días muerta. La víctima, Juana Ureña, nacida en 1972 y de nacionalidad española, había denunciado episodios de violencia machista y tenía una orden de alejamiento, pero había reanudado la convivencia con su pareja. El supuesto autor ya fue detenido en febrero por haber quebrantado la orden de alejamiento, según estas fuentes. La policía lo busca, pero se teme que haya huido a Marruecos.

9 de mayo en Torre-Pacheco (Murcia): Lourdes Mantilla

Lourdes Mantilla, ecuatoriana de 42 años, fue hallada muerta en su domicilio en la noche del 9 de mayo, después de que unas amigas alertaran de que no se había presentado al trabajo. Su pareja, Marco Vinicio, fue detenido en el aeropuerto de Alicante a la mañana siguiente con un billete comprado para huir a Ecuador, de donde también era originarios. Los indicios apuntan a que la víctima fue asfixiada, según fuentes de la Guardia Civil. La mujer estaba tendida en su cama, desnuda y con una rosa en el pecho, según dichas fuentes.

30 de mayo en Agüimes (Gran Canaria): Lilium

Lilium, de 38 años y origen colombiano, fue asesinada en de un disparo en la cabeza por su pareja, José M. R., de 47 años. Tras ello se suicidó con la misma arma. Los cadáveres fueron encontrados por la hija de la víctima, cuando, preocupada por no saber nada de su madre, acudió al domicilio y con la ayuda de un vecino tiraron abajo la puerta.

Junio


3 de junio en Iznájar (Córdoba): Piedad

Piedad, de 50 años, fue asesinada con una escopeta por su marido, Juan Antonio, de 53, que se suicidó con el mismo arma. Los cadáveres fueron hallados por uno de los hijos en la casa de la pareja. El hombre dejó unas notas manuscritas. Su mujer, que "tenía diagnosticada una esquizofrenia con medicación prescrita", según fuentes cercanas a la investigación, "parece que esa situación detonó el asesinato".

10 de junio en Alboraya (Valencia): Beatriz Arroyo

Beatriz Arroyo, de 29 años, fue asesinada por su pareja, de 48, que después se suicidó saltando por el balcón de su casa, situado en un quinto piso. Ambos mantenían una relación desde hacía cuatro años. La madre de la mujer acudió a la comisaría de la Policía Local, preocupada porque su hija no contestaba al teléfono ni se había presentado en el trabajo. Los agentes acompañaron a la madre a la vivienda. Al no contestar nadie al timbre, la policía avisó a los bomberos, y cuando estaban accediendo al piso, el hombre homicida saltó por el balcón. Dentro encontraron el cuerpo de Beatriz, con heridas de arma blanca.

14 de junio en Córdoba: Ana Lucía da Silva

Ana Lucía da Silva, de 49 años, es la víctima mortal número 1.000 de la violencia machista. El cadáver de la mujer, procedente de Brasil, fue encontrado junto al de su pareja, Salvador Ramírez, por los bomberos que acudieron a una vivienda en el barrio cordobés de Valdeolleros tras un aviso de incendio. El equipo de Policía Judicial que se dirigió hasta el lugar minutos más tarde encontró un escenario “poco habitual” para un incendio, según fuentes policiales. Desde entonces, la hipótesis de que él había asesinado a la que era su pareja cobró peso. Ramírez estaba en libertad condicional desde febrero de 2018, tras ser condenado a 17 años de prisión por matar a su esposa, Amanda del Carmen Cabeza, en 2002. Da Silva tenía cinco hijos. Una, de 16 años, residía con ella en España.

21 de junio en Terrasa: Mónica Borrás

Mónica Borrás, desaparecida desde el 7 de agosto de 2018, es la víctima 1.001. Jaume Badiella, el hombre de 54 años detenido por la desaparición de quien fuese su pareja confesó el crimen después de que los Mossos hallasen el cadáver de una mujer en la vivienda que compartían ambos. El hombre, al ver desenterrar el cuerpo, se derrumbó y explicó que se trataba de Borrás.

Julio


2 de julio en Rute (Córdoba): Piedad Cruz

Piedad Cruz, de 42 años, estaba licenciada en Psicología aunque en la actualidad era ama de casa. Su marido, Juan Rosales, de la misma edad, la asesinó a martillazos en su casa en Rute. Posteriormente, huyó en coche con los dos hijos de la pareja, de seis y diez años, hasta Madrid, desde donde llamó a la policía para confesar el crimen. El matrimonio era oriundo de Iznájar (Córdoba).

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información