Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una niña argentina de 12 años que fue violada y cuya madre pidió un aborto da a luz por cesárea

La menor fue sometida a la intervención quirúrgica tras 24 semanas de embarazo. El bebé será dado en adopción

Nena de doce años embarazada
Argentinas disfrazadas de las protagonistas de 'El cuento de la criada', en una protesta a favor del aborto. AP

Una niña de 12 años llegó el viernes pasado a un hospital de Jujuy, en el norte de Argentina, aquejada de un fuerte dolor abdominal. Los médicos detectaron que cursaba un embarazo de 24 semanas y la menor denunció que había sido violada por un vecino de 60 años que la amenazó con matarla si hablaba. Ella y su madre solicitaron que se le realizase un aborto, contemplado por la ley, pero los médicos la derivaron a otro hospital, la mantuvieron varios días internada y este viernes le realizaron una cesárea. El hospital informó de que tanto ella como la recién nacida están bien. El caso ha dividido al país sudamericano entre quienes denuncian que se ha incumplido su derecho a la interrupción voluntaria al embarazo y quienes felicitan al hospital por haber "salvado la vida de un inocente".

"Cualquier embarazo en una niña menor de 13 es producto de abuso sexual y puede acceder a una interrupción legal del embarazo", dice el protocolo para la atención del embarazo en adolescentes del Gobierno de Jujuy y de la ONG Unicef. El texto no fija un límite temporal para que la niña embarazada pierda ese derecho.

Jujuy es una de las provincias argentinas con mayor porcentaje de embarazos adolescentes: dos de cada diez. Es también una de las más conservadoras, al igual que el resto del norte del país, donde la Iglesia católica conserva un peso importante. El año pasado, cuando el Congreso votó una ley que proponía legalizar el aborto hasta la duodécima semana de gestación, tres de los cinco diputados jujeños y sus tres senadores se pronunciaron en contra. Tras cinco meses de debate, la normativa fue rechazada por la Cámara alta.

Un grupo de organizaciones contrarias al aborto presentaron a principios de semana un recurso de habeas corpus para evitar el aborto, pero éste fue rechazado. La violación es uno de los supuestos en los que el aborto es legal en Argentina desde hace casi un siglo. El otro es que exista riesgo para la salud de la madre. Perdida la vía judicial, se manifestaron frente al hospital con pañuelos celestes y pancartas con mensajes a favor de la vida y de dar al bebé en adopción.

Frente a ellos, agrupaciones feministas también se manifestaron públicamente y exigieron que se cumpla la ley. "Obligar a una niña a seguir con un embarazo producto de una violación es tortura. Lo dijo el Comité de Derechos Humanos de la ONU en el caso LMR en 2011", recordó la periodista Mariana Carbajal, integrante del colectivo Ni Una Menos.

El hospital optó finalmente por practicar una cesárea a pesar de que esta no figura entre los métodos reconocidos por la Organización Mundial de la Salud para llevar a cabo un aborto. "Se ha procedido a realizar la interrupción legal del embarazo a la menor de 12 años, cumpliendo con todos los derechos que la asisten [...] La cesárea se desarrolló a partir de las 8.00. El recién nacido fue recepcionado [sic] y asistido por el personal de neonatología", informó el centro médico en un comunicado. El bebé no mantendrá contacto con la madre, deberá permanecer internado durante semanas y después será dado en adopción, según anunció el ministro de Salud jujeño. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información