Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad alerta del riesgo de consumir un zumo de limón

La Agencia de Seguridad Alimentaria advierte de la presencia de sulfitos en un producto de la marca Piacelli Citrilemon y recomienda a los alérgicos "que se abstengan de consumirlo"

Zumo de limon
Imagen del producto del que alerta la Agencia de Seguridad Alimentaria.

Son 200 mililitros de zumo de limón concentrado, embotellado en un recipiente de plástico redondo y amarillo con tapa verde y una etiqueta multicolor en la que no aparece que contenga sulfitos. A principios de este mes, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) alertó de la presencia no declarada de este conservante en la botella.

El producto, de la marca Piacelli Citrilemon, se fabrica en Italia y se distribuye a Bélgica, Albania, Bulgaria, Brasil, Canadá, Suiza, República Checa, Alemania, Estonia, Francia, Reino Unido, Georgia, Guinea Ecuatorial, Hong Kong, Irlanda, Italia, Lituania, Luxemburgo, Letonia, Malta, Maldivas, Malasia, Países Bajos, Filipinas, Polonia, Rumanía, Surinam, Estados Unidos, Sudáfrica y España, a la que entra a través de Cataluña.

Fueron las autoridades sanitarias de Alemania quienes enviaron una notificación a las españolas a través del Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos de la Unión Europea, el RASFF, y ya se ha informado a las autoridades competentes de las Comunidades Autónomas. Según la legislación española y europea relativa al etiquetado de alérgenos, es obligatorio que aparezcan en la información alimentaria de los productos que los contengan.

"Como medida de precaución, se recomienda a aquellos consumidores alérgicos a los sulfitos que pudieran tener el producto anteriormente mencionado en sus hogares que se abstengan de consumirlo", alerta la Aesan. Los sulfitos, derivados químicos del azufre, se usan como conservantes alimentarios para evitar la proliferación de bacterias y moho, en personas con alergia pueden producir diarreas, vómitos, náuseas, erupciones, enrojecimiento de la piel, tos o mareos. En casos extremos, como ocurre en otras alergias, puede provocar un shock anafiláctico, un fallo en varios órganos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >