Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia de Sevilla condena a 14 años a tres jóvenes que violaron a una mujer en Sevilla

El Tribunal considera probada la agresión a la mujer, que apareció abandonada en una cuneta cerca del Estadio Olímpico

Violacion grupal en Sevilla
Los tres condenados ante el juez por la violación grupal a la joven en Sevilla. EFE

La Audiencia Provincial de Sevilla ha condenado este martes a 14 años de prisión a los tres jóvenes, de nacionalidad rumana, que violaron en grupo a una joven en la capital andaluza en abril de 2017 por un delito continuado de agresión sexual. El tribunal considera probado en la sentencia que los tres procesados condujeron a la víctima en coche hacia un descampado próximo al Estadio Olímpico después de haber estado consumiendo alcohol en la discoteca La 33; una circunstancia que los magistrados consideran un atenuante. La joven, que subió con ellos creyendo que le acercarían a casa, recibió varios golpes. La violaron dentro del vehículo y fuera de él. Después, los jóvenes, que se encuentran en prisión preventiva, la abandonaron en una cuneta.

Además de las penas de prisión, que la Fiscalía pedía que fueran de 23 años, los acusados tienen prohibido comunicarse con la víctima y acercarse a ella a menos de 300 metros. Una vez cumplan la condena, los jóvenes estarán en libertad vigilada durante otros ocho años. A pesar de que el estado de embriaguez en el que se encontraban los jóvenes ha sido considerado un atenuante para decidir la pena, el tribunal reconoce una agravante: el abuso de superioridad en el que incurrieron. Según recoge la sentencia "el traslado a un descampado de la joven, la pluralidad de atacantes y los repetidos actos de agresión encierran una clara situación de violencia e intimidación para doblegar la voluntad de la víctima".

Los acusados tienen que indemnizar a la víctima con 84.315,55 euros por las secuelas psicológicas y los daños físicos que le causaron. La joven, continúa la sentencia, necesitó 50 días para recuperarse de las lesiones que sufrió y que le han dejado "una pérdida de fuerza en la muñeca derecha y dolor en la región coxal". Además, como consecuencia de la agresión, la víctima sufre "estrés postraumático de alta intensidad" que le ha llevado a intentar suicidarse, motivo por el que fue ingresada en el hospital. Antes de que se celebrara la vista, entre los meses de octubre y noviembre del año pasado, cada acusado depositó 2.500 euros en concepto de reparación del daño.

En la sentencia se apunta que uno de los acusados "comenzó a realizar tocamientos por distintas partes del cuerpo de la joven" mientras se dirigían en coche hacia el Estadio Olímpico. Esta "comenzó a gritar" mientras otro de los acusados "le golpeó en la cabeza, le tapó la boca y le sujetó por los brazos". Una coyuntura que aprovechó el primero de ellos para penetrarla. Entonces, detuvieron el vehículo y quien lo conducía se acercó a la parte trasera donde se encontraban los otros dos compañeros. En ese momento, comenzó la violación grupal que terminó la joven abandonada. Fue encontrada a las 9.30 por dos empleados de EMASESA, la empresa de saneamiento y abastecimiento de agua de Sevilla, y que declararon que la joven estaba "nerviosa, en estado de shock y solo repetía que la habían violado y arrastrado desde un vehículo". 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información