Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rescatada en Murcia una mujer a quien su pareja había encerrado en una despensa tras darle una paliza

La Policía Municipal encontró a una víctima de violencia de género bajo unas mantas y con heridas en el rostro

La imagen de la mujer rescatada.

Agazapada en la parte baja de la despensa de su casa, escondida entre sábanas y mantas;  cubriéndose la cabeza con los brazos y con heridas en el rostro. Así fue como la Policía Local de Murcia encontró este lunes a una víctima de violencia de género a quien su pareja había encerrado en la despensa con pestillo y para quien no constaban denuncias previas por malos tratos. El presunto agresor fue detenido en el mismo momento y el caso está en investigación.

El tuit, ya retirado, que colgó a las 21.52 del 7 de enero la Policía Local de Murcia.
El tuit, ya retirado, que colgó a las 21.52 del 7 de enero la Policía Local de Murcia.

Sobre las 16.00 del pasado lunes, la Policía murciana recibió una llamada de teléfono: "Era de un vecino del barrio del Carmen, al parecer se estaba produciendo un episodio de violencia machista". La unidad de Seguridad Ciudadana y Motoristas llegó hasta la vivienda sobre las 16.30 y allí les abrió la puerta N.B, de 29 años y de origen marroquí. "Estaba muy agitado y reconoció haber discutido con su mujer, española, y dijo que se había marchado con una amiga. Los agentes sospecharon, por la experiencia profesional que acumulan, y pidieron hablar con ella". Sin embargo, cuentan esas mismas fuentes oficiales, el hombre respondió con evasivas y de forma incoherente: "Que no tenía el móvil, que lo había perdido... Los agentes preguntaron si podían acceder al domicilio". El hombre se negó y dijo que "solo entrarían con una orden judicial".

Las fuerzas de seguridad hablaron entonces con varios vecinos, que aseguraron que la riña había sido "muy fuerte" y que la mujer, que "ronda la treintena", no se había marchado de la casa. "Por eso los agentes deciden acceder a la vivienda, a lo que el presunto agresor tiene una resistencia activa. Por su seguridad y la de los agentes, lo inmovilizan". Al entrar encontraron a un niño de seis años, "al parecer hijo de la pareja", y a otra persona que "en principio no tiene nada que ver con los hechos", que contó que había escuchado los gritos, "pero no dio detalles".

Al inspeccionar la vivienda, se encontraron a la mujer encerrada "y tapada con varias mantas dentro de un armario despensero cuya puerta estaba cerrada con pestillo por fuera". Según fuentes de la investigación, tenía "múltiples erosiones, contusiones y enrojecimientos, se entiende que por todo el cuerpo". La víctima, una vez fuera de la despensa, aseguró que se los había ocasionado ella, pero los agentes preguntaron al menor: "El niño contó que su papá había pegado a su mamá, que se había desmayado y que después le había echado agua por la cabeza para que se despertase. Los compañeros procedieron entonces a la detención del hombre".

El presunto agresor fue trasladado a la comisaría del distrito del Carmen [el más poblado de la ciudad de Murcia, al sur del río Segura] para la instrucción de diligencias, y la víctima, junto a su hijo, pasaron a disposición del equipo de protección y atención a la familia que "se queda a cargo de la atención, asistencia y asesoramiento". A la Policía Local de Murcia no le constan denuncias previas: "Algunos vecinos nos contaron que era algo habitual, pero ella no quiso interponer denuncia, aunque se hace de oficio. Ahora el caso queda en manos de la Policía Nacional".

La policía de la capital murciana colgó un tuit, retirado durante la mañana de este martes, en el que se veía a la víctima cuando la encontraron junto al texto: "Esta tarde, unidades de Seguridad Ciudadana y Motoristas, intervienen en una [situación de] violencia de género donde la mujer es encontrada escondida en un armario bajo unas mantas con lesiones en el rostro. #NiUnaMás #NiUnaMenos #DENUNCIA 016 092 112 #BastaYa".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >