Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las feministas valencianas se autoinculpan como protesta por las multas impuestas el 8-M

El colectivo denuncia que bajo la 'ley mordaza' se "criminaliza" al movimiento

La Asamblea Feminista 8M de València durante su protesta en la puerta de la Delefación de Gobierno. Ampliar foto
La Asamblea Feminista 8M de València durante su protesta en la puerta de la Delefación de Gobierno. EL PAÍS

El 8-M millones de personas visibilizaron en las calles la desigualdad y los abusos que padecen las mujeres de todo el mundo. La gran manifestación feminista de este año fue acompañada de una exitosa huelga para reivindicar un cambio profundo en la sociedad, la primera huelga general feminista en todo el mundo. Pero algunas feministas en Valencia fueron multadas en aplicación de la ley mordaza.  Participaron en el piquete de huelga. Las multas ascendían a 600 euros y las recibieron 12 mujeres. Este martes, la Asamblea Feminista 8M de València ha denunciado que en aplicación de dicha ley se ha "criminalizando" al movimiento feminista. 

La plataforma se ha concentrado en las puertas de la Delegación del Gobierno en Valencia y ha exigido que se retiren las sanciones impuestas, La concentración ha sido tensa y todas las mujeres que han protestado han firmado un documento simbólico autoinculpándose por la misma acción por la que se ha multado a las 12 compañeras. Una especie de "yo también fui piquete" que remeda al antiguo "yo también he abortado", con el que miles de mujeres se solidarizaban con aquellas que eran condenadas por haber interrumpido el embarazo hace décadas. 

Teresa Meana, portavoz del colectivo, ha recordado que el delegado del Gobierno, Juan Carlos Fulgencio, se comprometió a revisar las multas una a una. "Estamos en diciembre y todo está igual", ha señalado. "Cada multa", ha explicado, "asciende a unos 600 euros y los motivos son por informar o manifestarse en una huelga legalmente convocada, por ocupar las calles pacíficamente, por protestar por la violencia policial", interpretan.

El colectivo en otro acto de protesta.
El colectivo en otro acto de protesta.

Eva Romaní, que forma parte de la asamblea, ha señalado que no piensan abonar las sanciones que demuestran "la represión policial que está padeciendo el movimiento en Valencia en forma de multas".  "Una de las multas se produjo tras una identificación en un callejón de Benimaclet donde la policía nos tenía retenidas. La multa fue por ocupar la calle, algo absurdo", ha agregado Romaní. 

La protesta ha reunido a feministas históricas como las periodistas Rosa Solbes y Emilia Bolinches, y la abogada Julia Sevilla, que ayer recibió la medalla de la Universitat de València en un acto que contó con la presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo. 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >