Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenidos en Francia una madre y dos hijos por la muerte a golpes de otro hermano por no hacer los deberes

El menor, de nueve años, fue violentamente golpeado con objetos contundentes, incluido un palo de escoba, según los primeros datos de la investigación policial

Dos agentes de la gendarmería francesa, en una imagen de archivo.
Dos agentes de la gendarmería francesa, en una imagen de archivo.

La policía francesa ha detenido este martes a cuatro miembros de una familia en relación con la muerte de un niño de nueve años el pasado 17 de septiembre en Mulhouse, una ciudad de unos 110.000 habitantes situada en el este de Francia. El menor fue golpeado con violencia supuestamente por haberse negado a hacer los deberes. Según ha informado este miércoles la radio France Bleu Alsace, las autoridades han puesto bajo custodia policial a la hermana mayor del pequeño (20 años), a su hermano mayor (19 años), a la novia de este y a la madre del menor.

De acuerdo con los primeros elementos de la investigación, el pequeño fue violentamente golpeado con objetos contundentes, incluido un palo de escoba, por negarse a hacer las tareas del colegio, según el relato del ministerio fiscal, ha informado Le Parisien. El crimen ocurrió en el domicilio de la familia, situado en la calle Huguenin, cerca del centro de Mulhouse. La policía considera al hermano mayor como principal autor de las agresiones que terminaron con la vida del niño. La otra hermana y la novia del agresor —que está embarazada— presenciaron la escena y una de ellas incluso participó en la paliza, según fuentes policiales que han hablado con el diario local Dernièrs Nouvelles D'Alsace (DNA). La madre, que estaba de viaje por motivos laborales cerca de París alentó a los hermanos mayores a castigar a golpes al pequeño, según la información publicada por DNA.

El pasado 17 de septiembre, cuando se produjo la muerte, los familiares avisaron a los servicios de emergencias y a los cuerpos de seguridad. Estos hallaron al niño de nueve años tirando en el suelo de la sala de estar, en parada cardiorrespiratoria. Los médicos no lograron reanimarlo. Las extrañas explicaciones dadas por la familia, según la información publicada por DNA, llevaron a que la policía comenzase una investigación. Además, el cuerpo del pequeño presentaba muchos cardenales. La autopsia también alertó a los agentes de policía. El paso definitivo para la detención de los cuatro miembros de la familia llegó después: los resultados de una prueba médico-forense demostraron, según los investigadores, que los golpes mataron al menor.

Los cuatro detenidos comparecen este jueves en un juzgado de Mulhouse. El juez de instrucción debe aclarar las supuestas implicaciones de los familiares en la muerte del menor: quién propició los golpes, quién fue cómplice en la paliza y quién conocía los hechos y no denunció.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información