Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Coca-cola retira un componente de sus bebidas en América

El producto es un estabilizante con riesgos sobre la salud, como la pérdida de memoria

En Europa y Japón ya estaba prohibido

Powerade es una de las marcas con el componente prohibido.
Powerade es una de las marcas con el componente prohibido. AFP

Coca-cola ha anunciado que a finales de año retirará de todos sus productos el aceite vegetal brominado (BVO), un estabilizador que usaba en productos como Fanta y Powerade cuando estaban destinados al mercado estadounidense. En Europa y Japón este aditivo ya estaba prohibido. La decisión se debe a la presión que ha recibido de las redes sociales.

Investigadores de la Clínica Mayo han vinculado este producto a la pérdida de memoria y otros problemas de salud. La Agencia para la Alimentación y los Medicamentos estadounidense (FDA) la sacó de su lista de productos “generalmente seguros” en 1970. Sin embargo, estaba permitido usarlos en una pequeñísima cantidad en EE UU (15 partes por millón).

Josh Gold, portavoz de Coca-cola, ha insistido en que la retirada no era una cuestión de seguridad. “Todos nuestros productos, incluidos aquellos con BVO son seguros y siempre lo han sido, y cumplen con las regulaciones de los países en que se venden. La seguridad y la calidad de nuestros productos es nuestra máxima prioridad”.

En 2012, Coca-cola y Pepsi-cola anunciaron que dejarían de usar otra sustancia, un colorante, por su posible efecto cancerígeno. En este caso, el mayor competidor de Coca-cola se había adelantado y ya había anunciado la retirada del producto.