Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los resultados de todos los ensayos clínicos serán públicos

El Parlamento Europeo aprueba la obligatoriedad de comunicar el resultado de todos los trabajos de investigación

Los resultados deben publicarse aunque sean negativos para la industria.
Los resultados deben publicarse aunque sean negativos para la industria. Bloomberg

La Unión Europea ha seguido el modelo de clinicaltrials.gov estadounidense y dispondrá de una web en la que deberán comunicarse todos los ensayos clínicos que se vayan a realizar en su territorio, así como los resultados. De esta manera el conocimiento será universal, independientemente del interés de los investigadores o quienes financien sus trabajos.

El Parlamento Europeo ha acordado que será obligatorio publicar todos los informes clínicos sobre las investigaciones cuando éstas terminan en una decisión empresarial positiva pero también cuando el ensayo haya sido retirado. Se prevén multas para aquellos responsables de ensayos clínicos que no cumplan con estas exigencias.

"Estoy muy satisfecha de que una mayoría abrumadora de eurodiputados hayan apoyado este acuerdo, que hará que los ensayos sean más transparentes, dará esperanza a pacientes que necesitan nuevos y mejores tratamientos, y aumentará el número de personas dedicadas a la investigación en Europa", subrayó la eurodiputada británica Glenis Willmott (S&D), ponente de la nueva legislación. El pleno de la Eurocámara dio luz verde a las nuevas normas por 594 votos a favor, 17 en contra y 13 abstenciones.

"El nuevo reglamento también traerá esperanza a las millones de personas en Europa que sufren enfermedades raras, haciendo que los ensayos en diferentes países sean mucho más fáciles de desarrollar. En un solo país no siempre hay suficientes pacientes de enfermedades raras para desarrollar nuevos o mejorados tratamientos, pero trabajando a nivel europeo podemos superar el enorme esfuerzo de realizar pruebas en diferentes países" añadió Willmott.

La legislación modernizará las leyes europeas sobre ensayos clínicos, facilitando la cooperación transfronteriza y permitiendo llevar a cabo pruebas más ambiciosas y fiables. También simplifica los procedimientos e informes que se deberán presentar y autoriza a la Comisión Europea a realizar comprobaciones de los mismos. Además, si un investigador o empresa farmacéutica solicita a un Estado miembro llevar a cabo un ensayo clínico, éste estará obligado a responderle en un plazo determinado.