Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad tratará la regulación del cigarrillo electrónico con las comunidades

El próximo Consejo Interterritorial estudiará el uso de estos dispositivos, ahora sin normativa

La oposición en el Congreso pide a Mato que los equipare con el tabaco

El próximo Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud, la reunión de máximo nivel entre comunidades y Ministerio de Sanidad, tratará la regulación de los polémicos cigarrillos electrónicos. Este miércoles está previsto discutir cómo debería ser la normativa que regule su venta y su consumo, actualmente en un limbo jurídico pese a las numerosas peticiones de distintos organismos y grupos políticos.

Estos aparatos --funcionan con una pequeña resistencia eléctrica en su interior que, al apretar un botón, calienta un líquido hasta generar el vapor que se aspira-- se pueden vender en cualquier parte y los pueden comprar los menores de edad. El grupo de CiU en el Congreso desveló la semana pasada una respuesta del Ministerio de Sanidad en la que este aboga por regular estos productos y equipararlos al tabaco.

El Gobierno reconoce en su respuesta que son "productos considerados problemáticos al no haber sido evaluados por las autoridades en ningún país". La Organización Mundial de la Salud (OMS) desaconseja su uso “hasta que no haya datos que demuestren que son productos seguros, eficaces y de calidad aceptable, y que esto esté certificado por un organismo regulador nacional competente”.

Ya el mes pasado la ministra de Sanidad, Política Social e Igualdad, Ana Mato, afirmó en una entrevista en Los desayunos de TVE que España estaba trabajando con la Unión Europea en un futuro marco normativo que regule los cigarrillos electrónicos. "Ahora mismo hay abierto un debate en trono a ello", aseguró, pero no aclaró si la norma iba a ir en la misma línea que en Cataluña, que ha decidido equiparar los cigarrillos electrónicos con los preceptos de la vigente ley antitabaco. "Hay que verlo, algunas personas lo consideran un medicamento otros un producto de consumo y otros un producto de tabaco, al final lo importante es buscar un punto de equilibrio y hacerlo en todos lo países de la Unión Europea por igual", señalaba entonces.

Según la respuesta a CiU, el Gobierno habría decidido tomar el mismo camino que Cataluña, que no ha querido esperar a que la UE y el Ministerio regulen este producto y se ha adelantado. El Govern ha anunciado que prohibirá el uso de los cigarrillos electrónicos en todas sus dependencias (colegios incluidos), y en los hospitales y centros de atención primaria públicos.

Unos días después del anuncio de la Generalitat, Andalucía también se sumó a la regulación de los cigarrillos electrónicos. La Consejería de Salud adelantó su intención de prohibir el uso de cigarrillos electrónicos en centros sanitarios y educativos y la propuesta de un acuerdo al Consejo de Gobierno para pedir su regulación.