Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Con un suspenso más, tendría la ayuda”

El sistema de becas solo contabiliza las asignaturas "superadas"

Se acerca el comienzo del curso y muchos universitarios preparan los exámenes de septiembre con la calculadora en la mano. La cantidad de créditos aprobados y su nota media influirán directamente en si recibirán una beca o no, según el nuevo reglamento aprobado por el Ministerio de Educación que introduce requisitos académicos, además de económicos. Wert ha defendido que el nuevo sistema pretende ayudar a los que demuestren “mayor rendimiento”. La casuística, sin embargo, es caprichosa y para algunos podría ser más beneficioso no presentarse o suspender alguna asignatura que aprobarla con una nota baja que empeorase su media, que tiene que ser como mínimo de 6 o 6,5, en función de la rama de estudios.

Es el caso de E. G., estudiante de primero de Medicina en la Universidad de Sevilla. Tiene el 90% de los créditos aprobados con un 6,46 de media. Si aprueba Bioquímica dentro de unos días, habría superado todas las materias y tendrá derecho a beca. Su padre, José Luis G., confía en que la sacará. “Es muy buen estudiante”, repite. Pero si no la pasa, lamenta que “si hubiera suspendido una más, una de seis créditos que tiene con un 5,7, tendría beca porque habría superado el 80% de los créditos con un 6,55 de media. Cumpliría los requisitos”. Así, con menos asignaturas aprobadas, el joven accedería a la ayuda a la que ahora, a falta de un examen, no tiene derecho.

Esto sucede porque para obtener la beca salario, los solicitantes deben haber aprobado todo o haber superado un umbral de créditos con una nota media como mínimo de 6 o 6,5. Así, en las carreras de Ciencias de Salud, los alumnos tienen que aprobar el 80% con un 6,5; los estudiantes de Ciencias, un 80% con un 6; la misma nota exigida en carreras Técnicas, con el 65% de los créditos. Los de Humanidades y Ciencias sociales necesitan un 90% con un 6,5. Con ello, un estudiante de arquitectura con un 65% aprobado y un 6 de media, tendría derecho a la ayuda, mientras que otro con 80% y una nota de 5,80, no. No es un supuesto imaginado, es lo que le sucede a S. Pérez. “¿Tendré que decir que me suspendan asignaturas para tener beca el próximo año?”, se pregunta en un foro de Internet. Y no es el único.

La nota media se calcula con todas las asignaturas aprobadas. Lo reiteró ayer Wert y lo dice la convocatoria de becas publicada en el BOE, aunque no sin confusión. Mientras que el artículo 20 especifica que se tendrán en cuenta las suspensas y no presentadas para obtener la media, el 22 lo acota a las materias “superadas”.

“Es absurdo. Con este mecanismo se promueve en cierto modo la vagancia”, se queja José Luis. Su hijo, el mayor de dos hermanos, necesita la beca. Esta familia de Cádiz cuenta con unos ingresos de unos 11.000 euros que obtienen de los trabajos “a ratos” del padre en hostelería. Por eso, el curso pasado E. G. accedió a una ayuda salario de unos 6.000 euros. La necesidad económica no será suficiente este año. “Ya tiene la desgracia, entre comillas, de haber aprobado esa asignatura con 5,7. Ya está hecho el daño. Es una paradoja pensar que aprobó más de la cuenta”, añade.