Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad científica denuncia la parálisis de la gestión de I+D

Las asignaciones presupuestarias se han reducido más de un 30% en esta legislatura

El colectivo Carta por la Ciencia convoca a la sociedad con el lema ‘Salvemos la investigación’

“Las reducciones en las asignaciones presupuestarias en I+D+i superan el 30% en lo que llevamos de legislatura, llevando a universidades y organismos públicos de investigación a una crisis irreparable, incapaces de mantener sus infraestructuras y de retener el capital humano generado”, denuncian las asociaciones de la comunidad científica y universitaria promotoras de la Carta por la Ciencia. El retroceso de una década en la financiación de la investigación y en recursos humanos supone una amenaza para el sistema de I+D español, construido con mucho esfuerzo durante treinta años, y se tardará una década o dos en recuperarlo, ha advertido José Manuel Fernández, portavoz de la Plataforma de Jóvenes Investigadores / Precarios. Es uno de los colectivos de la Carta por la Ciencia, en la presentación de los actos convocados por este movimiento para el próximo viernes, bajo el lema Salvemos la investigación, que se añade a su mensaje de Con i+D+i hay futuro. Desde 2009, la financiación estatal de la I+D ha caído el 40%, y más del 45% si se excluyen los capítulos de créditos orientados a las empresas.

Los colectivos de la Carta reclaman al Gobierno la rectificación de sus políticas y la puesta en marcha de medidas, resumidas en 10 propuestas, para contener la crisis del sistema científico español. Se celebrarán actos y concentraciones en varias ciudades el próximo viernes, pero la convocatoria principal será en Madrid, donde los promotores de la Carta por la Ciencia, ya firmada por más de 35.000 personas, entregarán el documento en el Ministerio de Economía y Competitividad (Mineco), tras una concentración previa en la sede del CSIC a las 12 de la mañana, según ha explicado Carlos Andradas, presidente de la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE). Precarios, CC OO, UGT y la Plataforma Investigación Digna, junto con la COSCE, y la Confederación de Rectores de las Universidades de España (CRUE), integran el colectivo Carta por la Ciencia.

Dos tercios de los investigadores españoles sufren directamente los retrasos del Plan Nacional, dice la COSCE

Los convocantes no solo acusan al Gobierno de recortes, retrasos y parálisis, sino de falta de ambición de cara al futuro, ya que prevé alcanzar una inversión del 2% del PIB en 2020, lejos del 3% recomendado por la UE. Actualmente, el esfuerzo español en I+D ha caído por debajo de 1,3% del PIB. Además, el Gobierno confía, para alcanzar ese 2%, en que sea el sector privado quien asuma el incremento de la financiación de la I+D+i, “a sabiendas de que su aportación viene cayendo desde 2004”, señalan los colectivos de la Carta por la Ciencia. Reclaman que su decálogo de propuestas conduzca a un Pacto de Estado por la I+D+i “debatido y respaldado por el Congreso, que salvaguarde la investigación de los vaivenes políticos”.

Un acuciante problema actualmente es el de las convocatorias del Plan Nacional de I+D+i, que suponen “el pan y la sal” del sistema de ciencia, ha recalcado Andradas. Los proyectos trienales de investigación de casi 10.000 grupos de investigación son financiados por dicho plan. “Actualmente, un tercio de ellos (en torno a 3.000) están aún esperando que les llegue el dinero aprobado al principio de este año, correspondiente a la convocatoria de 2012, pero todavía no se han librado los fondos”, explicó Andradas. “Otro tercio de esos casi 10.000 están esperando la convocatoria de 2013 de proyectos del plan, que debería haber sido anunciada hace seis meses; además, a estas altura del año es imposible que se convoque, evalúe y resuelva dicha convocatoria a lo largo de 2013 para que los científicos seleccionados empiecen a recibir la financiación en enero de 2014”. Estos retrasos significa que hay investigadores que están pagando con su propio dinero los gastos de su laboratorio a la espera de recuperarlo en algún momento, en el futuro, para no detener la investigación; otros están funcionando con algunas reservas que tengan sus laboratorios, ha explicado el presidente de la COSCE, pero los que han logrado por primera vez un proyecto del Plan Nacional o contaban con solicitarlo en 2013, no tienen más remedio que seguir a la espera para poder arrancar.

"La única puerta que encuentra abierta los jóvenes investigadores es la del aeropuerto", señala el representante de Precarios

Los recursos humanos y la fuga de cerebros supone un problema capital que está sufriendo el sistema y de difícil solución ya, una vez que los jóvenes investigadores se van a trabajar a otros países. Esto supone una doble pérdida para España, ha argumentado el portavoz de Precarios: por un lado, España ha invertido en su formación y ahora se van; pero además, esos investigadores logran financiación, por ejemplo de la Unión Europea, que se queda en los países en los que estén trabajando y que España pierde. "No estamos pidiendo nada para nosotros, ni nuestros salarios..., lo que queremos es poder desarrollar la labor científica", ha recalcado Fernández.

Otro gravísimo problema de recursos humanos es la tasa de reposición general de la Administración, que se está aplicando también en I+D: únicamente se cubre una de cada 10 plazas que quedan vacantes. Solo en el CSIC, el año pasado se perdieron 1.200 puestos de trabajo, y otros tantos se perderán este año, según ha informado el portavoz de Comisiones Obreras, Emilio Criado. En total, ha dicho, son 2.400 empleos de I+D, y muchos de ellos son jóvenes investigadores y técnicos de laboratorio. La situación de estrecheces, incertidumbre falta de perspectiva es tal en el CSIC, ha señalado Criado, que se está observando una tendencia creciente entre los investigadores de jubilarse a los 65 años y no esperar a los 70, como venía siendo lo habitual en dicha institución. Además, el CSIC, ha recordado Criado, sigue a la espera del rescate de 100 millones de euros que necesita urgentemente y que el Mineco no concreta.

“Esa tasa de reposición de uno a diez quiere decir que, a medida que se van jubilando los científicos, desaparecen nueve laboratorios de cada diez”, ha puntualizado Fernández. “En realidad, la tasa de reposición es inferior al uno de cada diez en I+D, ha señalado Salce Elvira, de CC OO. “Los jóvenes científicos ven que se retiran los jefes de laboratorio y no entran otros nuevos, que se retrasan las convocatorias, que no hay contratos, que no llegan los fondos. La única puerta que encuentran abierta es la del aeropuerto”, ha comentado el portavoz de Precarios.

De cara a la convocatoria del próximo viernes para entregar la carta en el Mineco, los colectivos de la Carta por la Ciencia invitan a toda la sociedad, no solo a la comunidad de I+D, a expresar su defensa de la investigación que, recuerdan, es imprescindible “para encarar el futuro con posibilidades”.

10 medidas concretas para salvar la investigación

Los colectivos de la Carta por la Ciencia plantean al Gobierno diez medidas concretas de política científica en su movimiento Salvar la Investigación.

1) Puesta en marcha del Plan Estatal de I+D+i 2013 y cumplimiento estricto de los plazos en el futuro.

2) Coherencia en la política de recursos humanos para atraer y retener el talento en España, manteniendo el talento actual y en especial los contratados Ramón y Cajal, y planificación consensuada de una carrera investigadora coherente, capaz de evitar la pérdida irreparable de generaciones futuras de científicos, tecnólogos y personal de investigación.

3) Eliminación de la restricción del 10% en la tasa de reposición de empleo público en el conjunto del sector de I+D+i.

4) Lanzamiento de la Estrategia de I+D+i con inversiones que permitan cumplir el compromiso de una inversión del 2% del PIB en el período 2013-2016.

5) Mantenimiento de la inversión pública en ciencia básica.

6) Ejecución del 100% del presupuesto aprobado para I+D+i por las Cortes Generales. En años anteriores ha sido imposible gastar una parte importante del presupuesto debido a su propia estructuración.

7) Transferencia de fondos a los centros y grupos de investigación con proyectos aprobados independientemente de si su Comunidad Autónoma ha cumplido el objetivo de déficit o no.

8) Aplicación y desarrollo del título II de la Ley de la Ciencia, Tecnología e Innovación que se refiere al Personal de Investigación.

9) Creación de la Agencia Estatal de Investigación como un organismo autónomo e independiente con un presupuesto plurianual.

10) Apertura de un proceso de negociación que lleve la consecución de un acuerdo social y político para preservar la I+D+i de los vaivenes económicos y políticos.