Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casi una cuarta parte de los Estados respaldan ya el matrimonio gay

Delaware se convierte en el undécimo en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo. Minnesota, podría ser el siguiente

Delaware legaliza el matrimonio homosexual.
Delaware legaliza el matrimonio homosexual. AFP

Casi la cuarta parte de los Estados que conforman la nación ha dicho sí al matrimonio homosexual. El último en unirse a la lista ha sido Delaware. El segundo Estado más pequeño de Estados Unidos se convirtió este martes en el undécimo en legalizar las uniones entre personas del mismo sexo, después de que el Congreso estatal diera su aprobación y el gobernador, el demócrata Jack Markell, firmara la regulación que entrará el vigor el próximo 1 de julio. En el Senado, la medida fue aprobada por 12 votos a favor y nueve en contra, una iniciativa que ya fue respaldada por la Cámara de representantes el pasado mes de abril.

"Delaware acaba de escribir un nuevo capítulo en su historia y ha demostrado con esta aprobación que la justicia y la igualdad en EE UU sigue con pie firme hacia adelante", explicó Markell en un comunicado. Hasta este martes, en el Estado se permitían las uniones civiles, de hecho, entre personas del mismo sexo, una situación que persiste en otros como Hawaii, Illinois, Nueva Jersey, Nevada, Oregón y Colorado. Las parejas que hayan recurrido a estas uniones en el pasado podrán cambiar su estatus, si lo desean, en cuanto está vigente la nueva ley.

El pasado jueves, Rhode Island legalizó el matrimonio homosexual, convirtiendo a toda la región histórica de Nueva Inglaterra, conformada también por Massachusetts, Connecticut, Vermont, New Hampshire y Maine, en un territorio libre de discriminación hacia estas uniones. Las uniones entre personas del mismo sexo también son legales en Iowa, Nueva York, Maryland y Washington más el Distrito de Columbia. La suma de todos representa un 16,1% de la población de EE UU, según la Oficina Nacional del Censo. Delaware ha elevado este porcentaje al 16,2%.

A estas jurisdicciones es muy probable que se le sumen a corto plazo los Estados de Illinois, Minnesota y Nevada, cuyos proyectos se encuentran también en tramitación parlamentaria. En Minnesota, la iniciativa podría votarse esta misma semana en ambas cámaras del Congreso. El presidente de la Cámara de Representantes en este Estado, Paul Thissen dijo este martes que entre los 73 demócratas que forman parte de la Cámara —donde son mayoría— se obtendrán al menos los 68 votos que necesitan para aprobarla. Los senadores también confían en su aprobación y el gobernador demócrata, Mark Dayton, ha prometido promulgarla. De aprobarse, la ley entraría en vigor el 1 de agosto.

El matrimonio homosexual genera cada vez más aceptación entre la sociedad estadounidense, que aguarda con expectación la decisión que tomará en junio el Tribunal Supremo de EE UU respecto a estas legalizaciones.