Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad centraliza la compra de vacunas de la gripe para ahorrar 5 millones

El acuerdo prevé la adquisición conjunta de 4,85 millones de dosis de este fármaco

El Consejo de Ministros ha autorizado hoy la conclusión del acuerdo marco para la compra agregada de vacunas de la gripe estacional para la campaña 2013-2014, con la participación de trece comunidades, lo que permitirá un ahorro superior a cinco millones de euros en comparación con la anterior. Según informa el Gobierno, el acuerdo prevé la adquisición conjunta de 4,85 millones de dosis de esta vacuna.

El acuerdo ha sido suscrito, además de por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad y esas comunidades, por el Instituto de Gestión Sanitaria (INGESA), que gestiona la sanidad en Ceuta y Melilla, el Ministerio de Defensa y la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, dependiente del Ministerio del Interior.

Las autonomías adheridas al acuerdo son Aragón, Asturias, Baleares, Cantabria, Castilla y León, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia, Navarra y La Rioja. Quedan fuera Andalucía, Canarias y País Vasco.

Con esta medida se cierra el acuerdo tomado en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud del pasado 21 de marzo.

Las compras agregadas de medicamentos y productos sanitarios para el conjunto del Sistema Nacional de Salud, a las que las autonomías pueden unirse de manera voluntaria, son una de las medidas de contención del gasto incluidas en la reforma sanitaria emprendida por el Ministerio, según explica el Ejecutivo.

Hasta ahora, la adquisición conjunta de vacunas antigripales ha supuesto que el precio de la dosis unitaria se haya reducido en más de un 50 %, por lo que el Ministerio y las Comuniadades Autónomas han decidido extender la adquisición conjunta a otras vacunas, como las del calendario infantil o las del viajero, que sólo el año pasado supuso un ahorro de 31 millones de euros.

Así, se consiguen dos objetivos fundamentales, reducir el coste del programa de vacunaciones en España para todas las comunidades y facilitar la adquisición de las vacunas por parte de los servicios de salud autonómicos.