Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La prevención de la metástasis en el cáncer de colon, cada vez más cerca

El IRB anuncia el desarrollo de una prueba que detectará la expansión del tumor

El investigador Eduard Batlle, encargado de estudiar la metástasis del cáncer de colon.
El investigador Eduard Batlle, encargado de estudiar la metástasis del cáncer de colon.

El Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRB) se ha apuntado un tanto que abre la puerta al futuro desarrollo de tratamientos para prevenir la metástasis en los casos de recaída de cáncer de colon. Capitaneados por Eduard Batlle y Elena Sancho, el equipo de 17 investigadores del IRB demuestra en una publicación científica que las células cancerígenas corrompen a las sanas en el proceso de metástasis.

“Lo más importante [en la expansión del tumor] no es la capacidad de enviar células tumorales a otros órganos, sino que estas puedan anidar en los nuevos tejidos”, para lo cual las células sanas tienen un importante papel, ha dicho esta mañana el investigador Batlle. “Hasta ahora investigábamos solo las células tumorales y a partir de este trabajo examinaremos más la tierra que las semillas”, ha añadido. El hallazgo permitirá predecir si se producirá o no una metástasis, “algo que sucede con el 50% de los enfermos que se recuperan de un primer tratamientos”, asegura Batlle.

El trabajo ha contado con la colaboración de médicos del hospital Clínic, del Mar y Sant Pau de Barcelona, y del Memorial Sloan Kettering Center de Nueva York. El IRB ha realizado pruebas en 345 pacientes con el objetivo de detectar los actores que participan en el proceso de metástasis del cáncer de colon. Han demostrado que cuando las células madre tumorales llegan al hígado —órgano habitual de la metástasis del cáncer colonorrectal— liberan al ambiente una molécula que, en contacto con las células sanas, dota a las células cancerígenas de la capacidad de sobrevivir en el nuevo órgano colonizado.

La hipótesis, barajada desde hace tiempo por varios investigadores, ha recibido por primera vez el respaldo de la comunidad científica con su publicación el martes —en portada— en Cancer Cell. “En unos cinco años podríamos tener en el mercado una prueba diagnóstica para identificar los pacientes con riesgo de metástasis y ajustar un tratamiento según esa predicción”, ha comentado Elena Sancho, líder del grupo junto a Batlle. El problema, el de siempre: la falta de financiación. “Tenemos la intención de trasladar estos resultados a la clínica y existe un proyecto muy inicial de captación de fondos”. El cáncer de colon afecta a 14.000 españoles al año y, a nivel mundial, es el segundo tumor más letal por detrás del de pulmón. El tratamiento habitual para combatirlo combina la cirugía con la quimioterapia.

El hallazgo también permitirá ahorrar dinero y disgustos. Las células sanas de alrededor del 15% de los pacientes examinados no presentaron el contagio descrito. El estudio y la detección a tiempo de los pacientes que no sufrirán metástasis evitará tratamientos más agresivos, y, en los casos opuestos, un seguimiento más exhaustivo.