Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

GSK hará públicos los datos de todos sus ensayos

El laboratorio aportará la información de cada voluntario a otros investigadores

La multinacional farmacéutica GSK ha anunciado un nuevo paso en su política de transparencia. Para ello pondrá a disposición de los investigadores los datos de todos sus ensayos clínicos. La información, accesible con garantías de que se va a utilizar con un fin científico, estará al máximo detalle: el de los datos pormenorizados de los voluntarios (se entiende que con las mismas condiciones de confidencialidad que las que se exigen a los ensayos iniciales).

El anuncio es un paso más del que el gigante dio en 2004, cuando anunció que haría públicos en una base de datos (y, a ser posible, en revistas especializadas de las que revisan los resultados por expertos independientes) los resultados de todos sus ensayos clínicos, tanto los que hubieran tenido resultados positivos (que hubieran avalado el uso de una nueva molécula como un fármaco para una dolencia, por ejemplo) como los que no.

“Queremos ser transparentes a la vez que reconocemos que como compañía que hace negocios hay cosas que no podemos compartir. En cualquier caso, estamos comprometidos en permitir que la comunidad científica aprenda de lo que nosotros sabemos, dándoles información que les ayuden en investigaciones en curso y dando a los pacientes y a los profesionales sanitarios más confianza en los datos que avalan nuestros productos”, indica la compañía.

La postura de GSK es un paso más en un sector que busca cambiar su mala imagen. Las rebajas de precios de medicamentos destinados a países pobres (arrancados en muchos casos por la sociedad civil después de duras campañas) van en este sentido. Otras empresas, por ejemplo, permiten que ONG ensayen sus moléculas para enfermedades de países pobres. Claro que es un esfuerzo que cada caso de ocultamiento o sospecha echa por tierra.