Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento navarro aprueba no concertar centros que separen por sexo

La propuesta insta al Gobierno a cambiar la normativa con el voto en contra de UPN y PP

El Parlamento de Navarra ha aprobado hoy, con los votos en contra de UPN y PP, una reforma de la ley de financiación pública de centros docentes privados para excluir de la misma a los que segreguen por sexos, aunque se mantendrá la ayuda para los alumnos que actualmente estén matriculados en estos colegios.

La proposición de ley ha partido de Izquierda-Ezkerra, coalición que ha reclamado el "respeto a los derechos fundamentales reconocidos en la Constitución, como la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, la equidad y la superación de cualquier discriminación". Unos principios, ha dicho Marisa de Simón, que deben ser aplicados en el ámbito educativo, lo que le ha llevado a rechazar que sean subvencioados o concertados los centros que separan a los alumnos por sexos, algo que a su juicio no impide la libertad de elección de los padres, un derecho en todo caso "sometido a los límites constitucionales".

A esta postura se le ha introducido sin embargo una salvedad mediante una enmienda que preserva las condiciones en las que accedieron al sistema educativo los actuales alumnos de los centros que en Navarra segregan por sexos. En apoyo de la reforma, el socialista Pedro Rascón ha apostado por "la igualdad efectiva entre hombres y mujeres" recogida en la LOE y avalada por recientes sentencias del Supremo, a lo que ha añadido la necesidad de ser "especialmente sensibles" con el dinero público en tiempos de "dolorosísimos recortes" ya que es "inexistente" la obligatoriedad de concertar. Los que sí introducirá la nueva ley educación que impulsa el Gobierno central es un cambio para decir que esos centros son perfectamente legales y esquivar así esas senetencias de Supremo mencionadas con Rascón que señalan que, con la ley actual en la mano, es ilegal subvencionar a ese tipo de centros. 

Nekane Pérez, de NaBai, ha apostado por la coeducación, y ha hecho referencia a ese cambio legal previsto por el Ministerio de Educación y ha criticado que UPN y PP "quieran dar lecciones de libertad" cuando pretenden "suprimir educación para la ciudadanía y traer la asignatura de formación del espíritu nacional".

"Las sentencias (del Supremo) no afectan a Navarra", ha dicho Carlos García Adanero, portavoz de UPN, quien ha considerado "una aberración" que "se insulte" a miles de ciudadanos que han elegido ese modelo, ha subrayado que "sin concierto no hay libertad" porque estos colegios pasarán a ser para la "élite" y se ha lamentado del "odio" que lleva a "fastidiar" a 4.000 personas. UPN gobierna en mayoría en navarra en coalición con el PSOE.