Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un gen multiplica la supervivencia en el cáncer colorrectal

La variación en el tiempo de vida va de un año a nueve en función de sus mutaciones

Científicos del Instituto de Investigación del hospital Vall d’Hebron de Barcelona (VHIR por sus siglas en catalán) han descubierto la relación entre el nivel de una proteína y la supervivencia al cáncer colorrectal. Se trata de la MYO1A, y la correspondencia es espectacular: las personas con niveles bajos sobreviven menos de un año; los que tienen mucha llegan a los nueve años.

“Este hallazgo sitúa al MYO1A en una posición protagonista en los tumores colorrectales, hasta el punto de tratarse de un gen supresor del tumor capaz de modificar la supervivencia de los pacientes y actuar como factor pronóstico”, indican los autores del trabajo, que publica la revista Proceedings of National Academy of Science (PNAS).

La proteína –cuyo nombre es miosina 1 a- es una vieja conocida, pero no se le había dado importancia porque se suponía que tenía un papel meramente estructural en el epitelio del colon. “Lo que parecía un gen con un papel meramente estructural con poca importancia, por así decirlo, ha resultado ser clave en la diferenciación de las células de tumores colorrectales”, ha dicho Diego Arango, director del estudio.

El gen MYO1A (cada gen se llama como la proteína que codifica) aparece mutado en el 32% de los tumores. Por ello, cuando se altera y se inactiva, se pierde la capacidad de diferenciación de las células epiteliales, traduciéndose en bajos niveles de MYO1A, un mayor crecimiento tumoral, peor pronóstico de los pacientes y menor supervivencia, explican los investigadores.

A medio plazo esto puede indicar que si se sabe cómo activar el gen, se podrán reducir las muertes por este tipo de cáncer. Este tipo de cáncer causó en 2009 –último año en que el Instituto Nacional de Estadística tiene datos- unos 14.000 muertos, de los que dos terceras partes eran hombres.

 

Más información