Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los socialistas afirman que 12.000 alumnos se quedarán sin beca de comedor

El Ayuntamiento no ha retirado los 3,5 millones de euros de presupuesto sino que integra la partida de las becas dentro de las ayudas sociales de emergencia a favor del menor

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Madrid ha alertado de que el año que viene más de 12.000 alumnos de la capital se quedarán "sin becas de comedor". El PSM aduce que el Gobierno municipal ha eliminado la partida presupuestaria destinada a estas ayudas para el primer trimestre de 2012, sin embargo, la supuesta retirada presupuestaria es solo un traspaso de dinero para dejar de cofinanciar una competencia educativa -y por lo tanto regional- para pasar a financiar la competencia municipal de ayuda social de emergencia a favor del menor.

Los fondos que antes se dedicaban a las becas de comedor gestionadas por la Comunidad (3,5 millones, en 2010) pasarán pues a engrosar los 479.378 euros que el año pasado se emplearon en ayudas de urgencia para garantizar la alimentación. Este dinero lo gestionarán los distritos a través de sus servicios sociales.

La portavoz socialista en la materia, Ana de Sande, ha criticado hoy a través de un comunicado la gestión del dinero por parte de las juntas de distrito porque cada una repartirá "46.000 euros cada una de forma discrecional entre los que consideren necesitados".

La delegada de Familia y Servicios Sociales, Concepción Dancausa, explicó el pasado 31 de julio, cuando anunció la medida, que de esta forma el Gobierno municipal se asegura de que el dinero beneficia a las familias de la capital y no de otros municipios de la región; y permite que la ayuda llegue a colectivos, hasta ahora excluidos, como los menores inmigrantes que no pueden acceder a las ayudas por no disponer de papeles; aquellos cuyos padres ("con problemas de drogas, alcohol, enfermedad mental o similar") no han solicitado ayuda "a pesar de habérselo indicado los servicios sociales como forma de garantizar la atención y buena alimentación del menor"; e incluso algunos niños en situación de riesgo, por posible maltrato o conducta negligente de sus progenitores, que es aconsejable que se alimenten en el comedor escolar pese a no cumplir los requisitos.

De los 3,5 millones de euros presupuestados para este año, de Sande ha afeado al Ayuntamiento que haya gastado un millón de euros para otros fines. "En 2011 solo se han gastado 2,5 millones de euros, un 44% menos de lo prometido" y ha recordado que el presupuesto para estas subvenciones del Gobierno regional lleva congelado dos años (29,3 millones de euros).