Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU inicia en Twitter una campaña contra la visita del Papa

La coalición cree que se está "ocultando" el coste del evento de unos 50 millones de euros

La visita del Papa a Madrid, del 15 al 22 de agosto, está cada vez más acerca y los preparativos ya empiezan a notarse. Por una parte se ultiman los 200 confesionarios que llenarán el Parque del Retiro y los fieles se organizan para recibir al pontífice y, por otro, empiezan a tomar fuerza los movimientos contrarios al evento.

IU ha iniciado hoy una campaña con el lema #MadridsinPapa en la que muestra su rechazo a la visita de Benedicto XVI con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud que se celebrará este mes de agosto y cuyo coste, de unos 50 millones de euros, según la coalición, se está "ocultando".

El lema ya ha empezado a correr por Internet. En Twitter los comentarios que lo mencionan se están multiplicando. IU ha puesto en marcha esta campaña para protestar por "todos los privilegios de índole económica, política y social que, a estas alturas de desarrollo democrático en nuestro país, sigue manteniendo la jerarquía de la Iglesia católica", ha expuesto en un comunicado.

Con la campaña, la coalición ha subrayado su defensa del "Estado aconfesional que está plasmado en la Constitución desde hace más de 30 años". La coordinadora del Area de Juventud de IU, Esther López Barceló, ha denunciado "la complacencia del Gobierno del PSOE y de importantes sectores económicos" para vender" esta visita como "uno de los mayores 'negocios' turísticos" que va a hacer Madrid, mientras se oculta "el coste real que va a tener para todos los madrileños".

La representante de IU ha criticado "la tibieza" del Gobierno socialista ya que "otorga todo su apoyo institucional y económico a esta visita", pero lo hace con "un perfil bajo para no molestar ni al electorado moderado que huye de cualquier signo antirreligioso, ni a los votantes de izquierdas que rechazan esta visita, pero de los que busca el voto el 20-N".

También denuncia la postura de "la derecha pura y dura del PP" pues desde sus administraciones municipales y autonómicas "trata de ocultar los más de 50 millones de euros que tendrá como coste la Jornada Mundial de la Juventud" y "el esfuerzo que para su desarrollo se requiere de determinados trabajadores públicos, de determinadas instalaciones públicas y cuentas públicas". "Quienes ya están haciendo negocio con la Sanidad o la Educación no tienen empacho alguno en mercantilizar también la religión hasta extremos vergonzosos", ha asegurado.