Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La nueva ley de la ciencia, aprobada por amplio consenso en el Parlamento

La norma que debe regir a partir de ahora el sistema español de I+D+i sale adelante en el Congreso con tres votos en contra

Tras un debate desvaído a las nueve de la mañana en el pleno del Congreso y que ha durado menos de una hora, con baja asistencia de diutados, la nueva Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación ha sido aprobada poco antes del mediodía, al concluir los debates recogidos en el orden del día sobre otros temas. El resultado de la votación muestra el amplio consenso para la ley expresado por los grupos en los procedimientos parlamentarios en comisión, pero no unanimidad. De 292 diputados presentes, han votado a favor 289 y han votado tres en contra (Gaspar Llamazares (IU), Rosa Díez (IPD) y Nuria Buenaventura (ICV). A continuación, ya fuera del hemiciclo, la ministra de Ciencia de Innovación, Cristina Garmendia, acompañada por la de Sanidad, Leire Pajín, y los diputados y senadores de los distintos grupos favorables a la ley, ha destacado la importancia del amplio consenso que el que ha salido adelante y la voluntad de "poner la i+D+i en el centro de la agenda política". El texto definitivo de la ley regresaba así al Congreso desde el Senado, donde se han hecho algunas enmiendas.

Garmendia ha destacado entre las bondades de la nueva Ley de Ciencia el contrato predoctoral para los jóvenes científicos, el nuevo marco de trabajo con las comunidades autónomas en materia de I+D+i, la movilidad de los investigadores entre el sistema público y el privado, así como la creación en el plazo de un año de la Agencia Estatal de Investigación, lo que ha de permitir un cambio en la gestión de la financiación pública de la I+D. A la pregunta de cómo pensaba poner en marcha esta agencia con coste cero, como especifica la ley aprobada, Garmendia ha explicado que se haría convirtiendo en dicha agencia la actual Dirección General que gestiona en Plan Nacional de I+D+i en su ministerio.

En el debate parlamentario todos los diputados, excepto IU, habían manifestado su apoyo a la nueva ley en el debate de primera hora de la mañana, con baja asistencia de diputados y solo dos ministras por parte del Gobierno: Garmendia y, a ratos, su colega del departamento de Cultura, Ángeles González-Sinde.

La diputada del Grupo Socialista Juana Serna, como Garmendia más tarde, hizo hincapié en la importancia del amplio consenso buscado para esta ley entre los grupos parlamentarios para darle "la mayor estabilidad posible". "Somos ya un país de ciencia y tenemos que ser un país de innovación", ha declarado Serna en su intervención.

Gabriel Elorriaga, diputado del Partido Popular, ha señalado en su turno que la ley, cuyo borrador del Gobierno "ha sufrido una profunda transformación en el trámite parlamentario", contiene los instrumentos que van a permitir la gestión eficaz del sistema de I+D+i, pero ha apuintado que ahora queda mucho trabajo por hacer en su desarrollo.

Para Llamazares "esta ley es una oportunidad perdida" y ha anunciado su voto en contra "porque mantiene la inestabilidad en el empleo de los investigadores" y, además, rompe los acuerdos con los sindicatos. Ha destacado también el diputado de IU que la ley no dispone de memoria económica, que "nace sin apoyo económico alguno".

Joan Tarda, de Esquerra Republicana, ha manifestado estar "moderadamente satisfecho" con la nueva ley, apreciando el reconocimiento de los sistemas autonómicos de I+D+i en su intervención que abrió ayer la fase de debate en el pleno. Igualmente favorable ha sido la intervención de diputado del PNV José Ramón Beloki, quien ha recordado que el sistema español de I+D+i estaba necesitado de modificaciones para lograr más eficacia y más coordinación. Por CiU, Inmaculada Riera ha expresado el "apoyo decidido" de su grupo y ha recordado la importancia "de una gran ley para hacer frente a los retos de nuestra economía", ha alabado el reconocimiento de los sistemas de I+D+i autonómicos y ha recordado la necesidad de seguir trabajando para poner en marcha las medidas contempladas en la ley. "La ley podía haber sido más ambiciosa", ha reconocido Riera, y ha apuntado también la ausencia de mecanismos financieros para hacerla efectiva.

A las 11.45, tras un minuto de silencio guardado en el Hemiciclo a propuesta del presidente del Congreso, José Bono, por las victimas del terremoto de Lorca, se procedió a la votación de la Ley de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación. En los bancos del Gobierno estaban Rodriguez Zapatero y siete ministros, entre ellos Garmendia, Pajín, Elena Salgado y Ángel Gabilondo.

Más información

  • La norma que debe regir a partir de ahora el sistema español de I+D+i sale adelante en el Congreso con tres votos en contra