Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Ruta Quetzal BBVA 2011 seguirá en Perú las huellas de Martínez Compañón y la cultura Moche

Jóvenes de más de 50 países participarán en la vigésimo quinta edición de la expedición

De Madrid a Lima y, de allí, al norte de Perú (Trujillo, entre otros destinos) y a la selva amazónica, la expedición de la Ruta Quetzal BBVA 2011, presentada hoy, buscará entre los próximos meses de junio y julio las huellas del religioso navarro Baltasar Jaime Martínez Compañón, que a finales del siglo XVIII, como obispo de Trujillo, desarrolló un amplio trabajo de recogida de curiosidades y antigüedades del norte del país. Allí, encontró innumerables vestigios de la cultura Moche, que entre el siglo I y el VIII fue una de las civilizaciones prehispánicas más robustas, complejas y sofisticadas.

Este año, entre los más de 220 expedicionarios de 16 y 17 años procedentes de 53 países, participarán en el viaje dos jóvenes discapacitados, gracias a un acuerdo de los organizadores con el Comité Español de Representantes de personas con discapacidad (Cermi) y la Fundación Once. Los jóvenes interesados en participar pueden encontrar toda la información (deberán enviar un trabajo y pasar por una entrevista personal) en la página web del programa educativo de aventura.

Tanto el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, como el presidente de BBVA, Francisco González -que han presentado la vigésimo quinta edición de la ruta junto a Miguel de la Cuadra-Salcedo- han coincido al referirse a la expedición como una "universidad itinerante". Gabilondo ha insistido en las bondades del proyecto -"Es un regalo y un modelo para toda la sociedad", dijo-, mientras González ha resaltado los valores que fomenta, como el respeto, la solidaridad o el trabajo en equipo, y ha asegurado: "La educación es el mejor capital que le podemos dejar a nuestros hijos y nietos".

Tras la vuelta a Lima, los jóvenes expedicionarios completarán su viaje por el norte de España (País Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia), hasta llegar a Trujillo, esta vez en España, para conmemorar el quinto centenario del nacimiento de Francisco de Orellana, descubridor del río Amazonas.