Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cataluña prevé que el 50% de los abortos se realicen con fármacos en atención primaria desde enero

Las clínicas privadas asumirán todas las interrupciones voluntarias del embarazo hasta esa fecha

El Departamento de Salud de la Generalitat prevé que un 50% de las interrupciones voluntarias del embarazo se traten en las unidades de atención primaria de ginecología, en una parte de las cuales se podrá recetar el uso de una píldora abortiva hasta las siete semanas de gestación. Esta es una de las medidas que recoge la aplicación en Cataluña de la nueva Ley del Aborto, que tendrá un periodo transitorio de adaptación hasta diciembre para, ya en enero, ser aplicada en su totalidad. El plan ha sido presentado esta mañana por la consejera de Salud, Marina Geli.

La Generalitat espera que en enero las unidades de atención ginecológica (ASSIR) puedan recetar píldoras que tienen como principio activo el misoprostol para los abortos, ya que, por el momento, es de uso exclusivamente hospitalario. Actualmente, Cataluña cuenta con 42 unidades de atención a la salud sexual y reproductiva de atención primaria, pero no todas podrán dispensar la citada píldora abortiva, ya que previamente se requiere una autorización para disponer de la misma.

Según ha explicado Geli, mientras se autoriza el uso de la píldora abortiva, el Gobierno catalán adaptará su sistema para la prestación de las interrupciones voluntarias del embarazo con un plan de acción específico en el que tendrá un papel primordial la línea de atención Sanitat Respon (902 111 444). En dicho teléfono, "al que hay que llamar lo más pronto posible si se desea interrumpir el embarazo", se ofrecerá a las mujeres orientación sobre a dónde deben dirigirse para ser tratadas, básicamente a las trece clínicas privadas autorizadas para realizar abortos existentes en Cataluña.

Una vez practicado el aborto, las mujeres podrán solicitar a la Adminisración catalana que les reembolse totalmente el coste del tratamiento, que suele oscilar entre los 350 y los 600 euros, en función del número de semanas de embarazo. Geli ha indicado que de momento no hay una estimación de cuánto supondrá esto para el presupuesto de la Generalitat. En 2008, se realizaron 25.260 abortos en toda Cataluña, de los que 12.088 se efectuaron a mujeres extranjeras (33,3%) y 13.172 (8,9%) a autóctonas, según Salud.

En los hospitales públicos se atenderá, como se hacía hasta ahora, los embarazos en los que peligra la vida de la madre o la del feto, abortos que ascendieron a 747 casos (el 3% del total de abortos) en el año 2008, de acuerdo con los datos de Salud.

Una ley polémica

La nueva Ley del Aborto -recurrida por el PP y cuyo recurso ha aceptado a trámite el Tribunal Constitucional- garantiza el aborto hasta la semana 14 sin argumentos médicos, mientras que hasta la semana 22 se prevé por causas médicas, ya sea por grave riesgo para la salud o la vida de la embarazada o por anomalías del feto. La norma ha sido especialmente polémica en lo que se refiere a las menores de 16 o 17 años, a las que corresponderá en exclusiva dar el consentimiento para interrumpir sus embarazos, si bien la ley requiere que la madre, el padre o el tutor estén informados de la decisión y acompañen a las jóvenes a la clínica. La norma entrará en vigor el próximo lunes, 5 de julio.