La cantidad de petróleo vertida en el golfo de México dobla lo previsto

Unos 6,4 millones de litros se habrían derramado al día entre el 20 de abril y el 3 de junio

Los científicos calculan que la cantidad de petróleo que vertió al día la plataforma desde que explotó el 20 de abril hasta que se taponó la fuga el 3 de junio es de 6,4 millones de litros, el doble de lo que se había calculado hasta ahora .

Las estimaciones son de expertos del Gobierno estadounidense. Inmediatamente después de producirse la tragedia, BP situó entre 1.000 y 5.000 los barriles diarios que estaban vertiéndose a la superficie. Las previsiones se revisaron al alza poco después, pero las proyecciones más elevadas que manejaba el Gobierno señalaban que del pozo podría haber estado manando el equivalente entre 12.000 y 19.000 barriles al día.

Reunión en la Casa Blanca

Más información
EE UU pasa una factura de 57 millones
"Adam ya nos había alertado: 'Esta plataforma está maldita"
Cameron sale en defensa de BP ante los ataques a la petrolera por su gestión del vertido
EE UU da a BP un ultimátum de 48 horas para controlar el vertido
Obama apremia a BP para que cree un fondo contra la catástrofe del golfo de México
Hollywood contra el vertido
Obama exigirá a BP fondos para pagar los daños del vertido

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha convocado a los principales directivos de la petrolera el próximo miércoles en Washington para hablar del del "devastador" vertido, del que apunta que BP es "financieramente responsable de todo los costes derivados".

El encuentro se producirá un día después de que Obama regrese de un viaje a los estados de Misisipi, Alabama y Florida, para comprobar los daños dejados por el desastre.Será el cuarto viaje de Obama a la zona afectada por el derrame. Hasta ahora el presidente solo había visitado Luisiana, y todavía no se había desplazado a la costa de los estados colindantes, también afectados por el vertido.

La carta mediante la cual BP ha sido convocada a la reunión, la primera con Obama, insiste en que BP es "financeramente responsable" de todos los costes derivados del vertido, "lo que incluye los esfuerzos para parar el vertido del pozo, reducir la expansión del crudo, proteger la costa y mitigar los daños, así como proveer apoyo a largo plazo para que las personas y las comunidades puedan recuperarse".

Ante las malas noticias, la petrolera continúa proponiendo una panoplia de soluciones que den impresión de que la situación está bajo control . Ahora aventura su plan de quemar a partir del lunes parte del crudo que está a 190 kilómetros de la costa. El objetivo, según explicó un directivo de la compañía, es quemar el equivalente a 10.000 barriles diarios para evitar que el crudo llegue a la costa.

El vicepresiente de exploración y producción de BP, Kent Wells. afirmó que "es posible que el lunes, como pronto" se empiece a quemar el crudo situado a 190 kilómetros mar adentro como parte de las medidas para contener que el vertido llegue a la costa.

BP, que en la actualidad está bombeado buena parte del petróleo que se derrama en el mar gracias a la campana metálica que instaló sobre la fuga principal el pasado 3 de junio, planea instalar un segundo mecanismo de captura de crudo a lo largo de este fin de semana, informó

BP ha difundido las imágenes submarinas de una de las tuberías del oleoducto que sigue vertiendo al mar más de 800.000 litros de crudo al día. Una fuga que trataron de taponar sin éxito la semana pasada con una estructura de acero y cemento. El congreso estadounidense continúa investigando este desastre ecológico. Ayer, uno de sus miembros reveló que la compañía sabía que la plataforma sufría varios problemas técnicos antes de su explosión. Vídeo: AGENCIA ATLAS
El 20 de abril una plataforma petrolífera <i>Deepwater Horizon</i> de la compañía BP empezaba a arder frente a la costa de Luisiana. Los servicios de emergencia de EE UU enviaron de inmediato varios buques para intentar sofocar el incendio y evitar que la plataforma se derribara.
El 20 de abril una plataforma petrolífera <i>Deepwater Horizon</i> de la compañía BP empezaba a arder frente a la costa de Luisiana. Los servicios de emergencia de EE UU enviaron de inmediato varios buques para intentar sofocar el incendio y evitar que la plataforma se derribara.NATIONAL GEOGRAPHIC CHANNEL

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS