La limpieza de la marea negra del golfo de México costará más de mil millones

La agencia Ficth calcula un máximo de 2.250 millones de euros que en su mayoría asumirá un seguro.- BP asume "total responsabilidad" de las consecuencias del vertido

La limpieza de la marea negra en el golfo de México va a costar entre 1.500 y 2.250 millones de euros, según las primeras estimaciones de la agencia Fitch, que añade que aunque va a pasar factura a las cuentas de su propietaria, la petrolera británica BP, "es probable que el seguro asuma la mayor parte" de estos fondos. No obstante, según añade la compañía de analistas en una nota, "es todavía demasiado pronto para evaluar otros costes" derivados de las posibles indemnizaciones que la Justicia pueda imponer a la compañía de Reino Unido, por lo que le recomienda hacer acopio de reservas financieras por si lo que pueda pasar.

De momento, lo que sí ha provocado, además de la alarma en las costas afectadas y los daños en un ecosistema de gran diversidad medioambiental, es un importante descenso en las acciones de la petrolera, que han caído un 10% en la Bolsa de Londres desde que se produjo el accidente. BP, que cerró el pasado año con unos beneficios de 11.920 millones de euros, es la quinta petrolera mundial por capitalización bursátil por detrás de Exxon, Petrochina, Royal Dutch y Petrobas.

Más información
El dramatismo del vertido en el golfo de México
¿Por qué no se cierra el 'grifo' de petróleo?
"Es como estar en un crucero, salvo por el alcohol y la piscina"
EE UU congela la búsqueda de crudo
Las autoridades de EE UU cierran dos plataformas en el golfo de México por seguridad

El presidente de EE UU, Barack Obama, ha dicho hoy que "BP es, finalmente, responsable por ley de pagar los costes de las operaciones de limpieza, pero nosotros estamos completamente preparados para asumir nuestras responsabilidades en todas aquellas comunidades afectadas".

Mientras Obama hablaba en Washington, el consejero delegado de BP, Tony Hayward, declaraba a la agencia Reuters en Londres que la petrolera compensará a todos los afectados por el vertido. "Asumimos total responsabilidad por el vertido y lo limpiaremos, y donde la gente pueda presentar demandas legítimas por daños, las pagaremos. Seremos muy muy estrictos en todo este tema".

Hasta la fecha y según las cifras manejadas por la Casa Blanca, el accidente en la plataforma de BP situada en aguas al sur de Estados Unidos está vertiendo al mar unas 687,4 toneladas al día (el equivalente a 5.000 barriles de crudo) en una zona de la que depende una gran parte de la producción pesquera de marisco del país y que tiene una importante presencia turística. Dos sectores que también se verán muy afectados por la marea negra y que ya han presentado demandas a BP por los daños causados. En total, según la fuente a la que se consulte, ya ha vertido unas 7.000 o 10.200 toneladas.

Comparaciones

Comparando la actual catástrofe con otros sucesos similares, hasta ahora el mayor accidente medioambiental que ha sufrido Estados Unidos fue el Exxon Valdés. El petrolero norteamericano chocó en 1989 con un arrecife frente a la costa de Alaska (EE UU). Derramó al mar 42.000 toneladas de crudo, que generaron una marea negra de 6.000 kilómetros cuadrados. La mancha afectó a 2.400 kilómetros de costa y costó 1.880 millones de euros por las tareas de limpieza y otros 830 millones en indemnizaciones. Al ritmo actual, el vertido tendría que prolongarse durante dos meses para alcanzar las mismas magnitudes que el siniestro del petrolero de Exxon en cuanto a la cantidad de petróleo que va a parar al mar, ya que el total de la superficie afectada puede variar en función de las condiciones meteorológicas.

Otro de los accidentes mediáticamente relevantes, el del petrolero de Total Erika en 1999 en las costas de Bretaña vertió al mar unas 20.000 toneladas de crudo. Recientemente, un tribunal de París le condenó el pasado marzo a pagar 172 millones en indemnizaciones a diferentes administraciones francesas. Total se gastó otros 200 millones en tareas de limpieza.

Trabajadores de BP trabaja en el montaje de una cúpula que pretenden instalar encima del pozo para facilitar la extracción del crudo.
Trabajadores de BP trabaja en el montaje de una cúpula que pretenden instalar encima del pozo para facilitar la extracción del crudo.AFP

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS