Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El partido de Sarkozy prepara una ley para prohibir el 'burka' con multas de 750 euros

La normativa tendrá dos vertientes, una "apela a los derechos de la mujer" y otra se refiere "a la seguridad"

Jean-François Copé, el presidente del grupo Parlamentario de la UMP, el partido mayoritario en la Asamblea francesa, asegura en una entrevista a Le Figaro Magazine que antes de 15 días presentará en el Parlamento un proyecto de ley que prohibirá que las mujeres musulmanas lleven la cara tapada. Si lo hacen se expondrán, según el texto, a una multa de unos 750 euros.

En concreto, el proyecto de ley, que no se debatirá en la Asamblea hasta dentro de algunos meses y que no se aprobará hasta el próximo otoño como mínimo, no alude expresamente ni a la burka ni al niqab, vestimentas que llevan las mujeres musulmanas para cubrir el rostro. El texto adelantado por Copé dice lo siguiente: "Estará prohibido ocultar el rostro en lugares públicos o en la calle, salvo excepciones del tipo de eventos culturales o carnavales de los que se hará una lista pertinente".

El texto prevé una multa aún mayor para cualquier persona que obligue a una mujer a llevar un velo integral. Copé asegura que el texto que el presentará tendrá dos vertientes: "Una apela a los derechos de la mujer; otra, se refiere a la seguridad: es ahí donde radica la prohibición". Una de las críticas que frecuentemente se le hacen al intento de prohibir el uso del velo en la calle es la aplicación práctica de la ley. Esto es, ¿Cómo se va a llevar a cabo?. Copé no tiene ninguna duda: "Muy simplemente, como todas las leyes (...) el que no lo respete tendrá una multa y ya está".

Actualmente, en la Asamblea francesa se desarrolla una comisión parlamentaria que discute el uso de estas vestimentas en Francia. Han intervenido, entre otros, expertos, representantes de las comunidades musulmanes e, incluso, una mujer que lleva el niqab. Esta comisión aún no ha terminado sus conclusiones. Nicolas Sarkozy, presidente de la República, hace meses, en un solemne discurso en Versalles, aseguró que el uso de este tipo de vestimentas "no son bienvenidos" en Francia. A pesar de todo, aún no se ha pronunciado sobre el proyecto de ley de Copé. El Partido Socialista francés es contrario a una ley que regule el uso de esta manera de vestir.