Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jiménez recomienda hacerse la prueba del sida

La ministra de Sanidad avisa de que uno de cada tres infectados ignora que es portador. - El Hospital Carlos III señala que el diagnóstico precoz es crucial

La ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, ha recomendado hacerse la prueba del sida porque un tercio de los contagiados ignoran que son portadores del virus VIH y pueden contagiar a otras personas sin saberlo. Con motivo del Día Internacional de Lucha contra el Sida, Jiménez ha reclamado que se facilite el acceso a los medicamentos antiretrovirales en todos los lugares del mundo y que se combata la discriminación de los enfermos. También Vicente Soriano, responsable del servicio de enfermedades nfecciosas del Hospital Carlos III de Madrid, ha aconsejado hacerse la prueba a "la mínima duda".

"Pedimos a la gente que se haga un diagnóstico precoz, porque un tercio de los contagiados no saben que son portadores del virus VIH y por tanto pueden contagiar sin saberlo a otras personas. Por lo tanto, que se hagan la prueba, que es confidencial, que es gratuita, que es fácil de hacer y que es importante un diagnóstico precoz para un buen tratamiento del sida", ha señalado Jiménez en declaraciones a la prensa a la entrada de una reunión de ministros de Sanidad de la UE.

En la misma línea se ha manifestado Soriano, secretario de la Fundación Investigación y Educación en Sida (IES), en declaraciones a Europa Press TV. La detección precoz es crucial, porque "tras cinco o diez años", cuando el virus se empieza a manifestar, ya se produce una "complicación de la inmunodeficiencia grave" del VIH que se "podría haber evitado" de haberse detectado antes. Soriano ha señalado que la cifra de infectados que ignoran su condición es de un 25%.

"Durante ese tiempo, la persona está bien, puede tener relaciones sexuales y de manera ignorada pueden transmitir virus a otros, que la gente se haga la prueba a la mínima que pueda tener alguna duda", ha recomendado, y ha aclarado que ésta es fácil, gratuita y rápida.

La ministra de Sanidad ha explicado que en España el contagio del Sida se ha reducido en un 17% y ha resaltado que también ha habido "avances médicos" en los tratamientos y los antirretrovirales. No obstante, ha subrayado que todavía persisten problemas "que nos obligan a conmemorar este día y ponernos al lado de las victimas".

"Por un lado, para seguir reivindicando el acceso de los antirretrovirales a todos los lugares del mundo, sobre todo en el África subsahariana y particularmente a las mujeres, que es un grupo de población de contagio muy alto", ha dicho Jiménez. En segundo lugar, ha reclamado "seguir trabajando para evitar la discriminación, que es un elemento que todavía persiste y que nos preocupa mucho". "Hay un estigma muy fuerte sobre esta enfermedad y es importante que acabemos con esta lacra de discriminación que existe en este momento".

Nadie espera ser contagiado

Según Soriano, los potenciales enfermos no se hacen la prueba porque "nadie espera ser contagiado por una persona con la que tiene relaciones", aunque considera que si hay personas infectadas y un cierto grado de promiscuidad, "la probabilidad no es baja en determinados ambientes". En este sentido, señala que dentro del grupo de riesgo se encuentran aquellas personas que "hayan utilizado drogas por vía intravenosa en algún momento de su vida" o las que hayan mantenido alguna relación con alguien. Además, asegura que en la actualidad hay "una ola creciente de jóvenes varones homosexuales españoles", ya que, en su opinión, son más tendentes a la promiscuidad y la penetración anal puede provocar sangre durante el acto sexual.

Asimismo, también aconseja hacerse la prueba a aquellas personas que hayan viajado a "lugares endémicos como África o India" y ha tenido accidentes o le han puesto inyecciones. "No pasa nada por hacerse la prueba y confirmar que es negativo, porque si es positivo, las medicinas funcionan muy bien y se puede tratar", añade. Después de años tratando la enfermedad, ha cambiado sensiblemente la tipología del paciente, y también los problemas que se encuentran derivados de su tratamiento.