Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Font de Mora: "No he dimitido y la orden de Ciudadanía está en pie"

El consejero de Educación valenciano valora de forma "muy positiva" el acuerdo alcanzado ayer con el sector educativo por el que la Generalitat renuncia a que la asignatura se dé en inglés

El conseller de Educación de la Generalitat valenciana, Alejandro Font de Mora, ha calificado hoy como "muy positivo" el acuerdo alcanzado ayer con el sector educativo, que revoca la orden de que las clases de Educación para la Ciudadanía (EpC) se impartan obligatoriamente en inglés. "No ha dimitido quien les habla y la orden sigue plenamente en vigor, excepto para las cuestiones que se plantean en la moratoria", ha señalado Font de Mora al ser preguntado por su valoración del acuerdo. Además, ha destacado que "más de la mitad de los alumnos de Educación Secundaria" continuarán recibiendo EpC en inglés.

El acuerdo entre la Consejería de Educación y la Plataforma en Defensa de la Enseñanza Pública permite que los centros con presencia simultánea de dos profesores en el aula para impartir EpC en inglés (el que imparte Ciudadanía y el que hace la traducción simultánea a la lengua de Shakespeare) puedan solicitar una moratoria hasta el final del curso 2008/2009. Como contrapartida, los sindicatos educativos aplazan la huelga que habían convocado para mañana. Font de Mora ha puntualizado que la moratoria sólo se aplicará en aquellos centros donde EpC "se imparta por doble profesorado y donde, a juicio del profesor titular, haya problemas para su impartición". Según ha explicado, la moratoria deberá solicitarla el director del centro educativo, quien trasladará su petición posteriormente a la Consejería.

Ayer, ha continuado, "hubo decisiones que llevaron a la desconvocatoria de una huelga que satisface a la Generalitat porque supone la vuelta a la normalidad o la no entrada de un mayor elemento de disfunción para la educación valenciana". Para Font de Mora, "lo que ha sucedido probablemente ha servido para sensibilizar al conjunto de la sociedad, y en especial al sistema educativo, para que hagamos todos el máximo esfuerzo posible para que la enseñanza de idiomas en la Comunidad Valenciana esté al nivel que merecen los tiempos que corren".

"La enseñanza de inglés es un factor importantísimo para la consecución de empleos, de una plaza universitaria, para la movilidad europea y para obtener empleos de mejor calidad", ha subrayado. Por ello, se ha alegrado de que el sistema educativo haya "podido ponerse en esa línea tras estos sucesos", que suponen "el culmen de una pretensión: la de que el inglés tenga un lugar predominante, y eso se ha conseguido en plenitud".

Preguntado sobre si considera que la comunidad educativa "ha ganado el pulso" al Consell, ha respondido que, "a veces, cuando uno crece, le duele algo" y, del mismo modo, "el sistema educativo puede tener algunas tensiones cuando se pretende introducir algo nuevo". No obstante, ha asegurado que "si hay elementos de la sociedad valenciana que se encuentran satisfechos", el Gobierno valenciano también, y "particularmente" él mismo, que sigue siendo "conseller de Educación, ni siquiera ex conseller de Educación", ha remarcado.