El Tribunal Superior de Valencia suspende la obligación de que dos profesores impartan Ciudadanía

Nuevo varapalo judicial a la asignatura ideada por el Ejecutivo de Francisco Camps

El Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV) ha suspendido cautelarmente la obligación de que el profesor de inglés imparta Educación para la Ciudadanía (EpC) junto con el titular de la asignatura, así como la necesidad de que ambos coordinen la programación de la materia.

La Sección Segunda de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJCV estima parte del recurso interpuesto por CC OO-PV contra la resolución de la Consejería de Educación del pasado 1 de septiembre en la que se establecen las instrucciones para impartir EpC.

El tribunal considera que los únicos apartados que pueden suponer un perjuicio para los profesores, "únicos perjuicios que pueden ser considerados por la Sala al ser un sindicato el que recurre", son el 2 y el 3, que establecen la presencia de dos profesores en el aula y la necesidad de que coordinen la asignatura de forma conjunta.

Más información

Según el TSJCV, ambos apartados "pueden causar perjuicios irreparables para el profesor titular de la materia, pues se le priva, aun cuando sea parcialmente, de sus competencias esenciales referidas a la programación didáctica de la asignatura de la que es titular". No obstante, se mantiene la competencia del profesor titular para evaluar los contenidos de la asignatura, así como la posibilidad de que ésta se imparta en inglés, cuestión que de momento está sometida a la moratoria de la orden que regula la enseñanza de EpC y que obligaba a impartirla en la lengua de Shakespeare.

"Sin amparo legal"

CC OO-PV ha solicitado una reunión urgente con la Consejería de Educación para analizar el alcance de este auto y su correcta ejecución, ya que, a su juicio, esta decisión judicial implica que "no hay amparo legal para que en un aula de cualquier centro haya dos profesores impartiendo EpC". Según el sindicato, también "queda invalidado todo el proceso administrativo que están llevando a cabo los inspectores para recabar información sobre la forma en que cada profesor está impartiendo la asignatura".

Además, CC OO-PV indica que esta resolución judicial anula la circular que la Consejería ha remitido recientemente a los centros, puesto que este documento "interpreta las instrucciones que ahora han sido suspendidas".

La Asociación de Directores de Institutos de Secundaria ha señalado que el auto judicial prueba que los tribunales consideran que dar esta materia en inglés es "inviable" y ha instado a la Consejería de Educación a "olvidarse de esta historia y renegociar desde el principio".

Lo más visto en...

Top 50