Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

La marcha contra las bodas gays reúne en Madrid a familias, obispos y líderes del PP

El Foro de la Familia asegura que un millón y medio de personas han secundado la protesta contra el proyecto del Gobierno

La manifestación en defensa de la familia y contra los matrimonios entre personas del mismo sexo ha culminado su recorrido en la Puerta del Sol con la lectura de un comunicado en el que se ha exigido al Gobierno que retire la ley que regula estos matrimonios y la posibilidad de adopción. El Foro de la Familia, organización que convocaba el acto, ha dicho que la participación ha llegado al millón y medio de personas.

La dirección del PP, que el lunes pasado apoyó la protesta, ha estado representada por Ángel Acebes, secretario general, Eduardo Zaplana, portavoz en el Congreso, Ana Pastor, responsable de asuntos de educación y familia, y Miguel Arias Cañete, también miembro de la dirección popular. Además, por iniciativa propia, han participado en la marcha Jaime Mayor Oreja, portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Ana Botella, concejal del Ayuntamiento de Madrid, y Federico Trillo y otros diputados del primer partido de la oposición.

Además de políticos, un total de 18 obispos han acudido al acto de rechazo al proyecto de ley que permite las bodas gays y la adopción para estas parejas. Aunque la Conferencia Episcopal Española (CEE) expresó esta semana su apoyo explícito a la marcha, algunos de sus miembros más importantes se han desmarcado de la protesta. Este es el caso de su presidente, el obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, y del arzobispo de Sevilla, Carlos Amigo. No han faltado a la cita el cardenal y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, y el actual vicepresidente de la Conferencia Episcopal, Antonio Cañizares.

El acto ha dado comienzo a las 18.00 en la Plaza de Cibeles, adonde han ido llegando cientos de personas, en su mayoría familias, portando banderas de España de diferentes tamaños. La marcha, que ha discurrido sin incidentes y en medio de un ambiente festivo, ha estado encabezada por una pancarta con el lema La familia sí importa, sujetada por representantes del Foro de la Familia, muchos de ellos con sus hijos. Tras una segunda pancarta, ligeramente distanciada de la primera, con el lema Por la libertad y la familia, se han situado dirigentes del PP, encabezados por Ángel Acebes. Unos 20 obispos han marchado entre estas dos primeras pancartas.

En la Puerta del Sol ha tomado la palabra el presidente del Foro, José Gabaldón, y el vicepresidente, Benigno Blanco. La periodista de la COPE Cristina López Schlichting ha sido la encargada de leer un manifiesto. En él, se ha instado al Gobierno a retirar la ley que permite el matrimonio entre personas del mismo sexo y a regular la adopción de forma que garantice "el derecho de un niño a tener una madre y un padre".

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha reiterado hoy el respeto del Ejecutivo al derecho de manifestación de quienes asistan hoy a la convocatoria del Foro de la Familia, pero ha pedido que quede claro que "los que se manifiestan hoy lo hacen para exigir que un derecho se le niegue a otros".

Manifiesto del colectivo gay

Horas antes de la manifestación, concretamente a las 12.00 horas, la Federación Estatal de Lesbianas, Gays y Transexuales (FELGT) ha leído un manifiesto a los medios de comunicación ante el monumento a la Constitución (en la confluencia del Paseo de la Castellana y la calle Vitrubio) en defensa de la ley y para animar a los ciudadanos a participar el 2 de julio en la marcha del Orgullo gay.

Gimeno ha subrayado durante el acto que "la familia sí importa, y las nuestras también", y ha recordado las décadas de luchas de los colectivos gays para que los hijos de padres y madres de orientación homosexual tengan los mismos derechos que los hijos de familias heterosexuales. La presidenta del colectivo de gays y lesbianas ha destacado que "lo que nos parece preocupante es que la jerarquía de la Iglesia católica y el PP se hayan prestado a posar en esa foto revival en blanco y negro del nacionalcatolicismo, de una época felizmente superada por todos".

Gimeno pidió ayer a la Fiscalía General del Estado que actúe de oficio en el caso de que los manifestantes contra la regulación del matrimonio gay profieran o enarbolen pancartas y lemas ofensivos hacia los homosexuales.

Carnaval de Carlinhos Brown

Un multitud -300.000 personas, según el Ayuntamiento de Madrid y un millón según los organizadores- ha vivido esta tarde la magia del carnaval de Brasil con el cantante Carlinhos Brown en una fiesta que, durante cuatro horas, ha recorrido dos kilómetros del Paseo de la Castellana, desde la Plaza de Castilla a Nuevos Ministerios. Los participantes han recibido con gritos, aplausos y banderas de Brasil al popular músico bahiano, quien ha definido este evento como "una manifestación de alegría, paz, amor, fraternidad, libertad y respeto a la diferencia". Brown también hizo un llamamiento a favor de la erradicación de la pobreza.

Sin cesar de bailar, el músico ha querido insistir en un mensaje de tolerancia en un día en el que se han visto muchas banderas del arco iris, representantivas de los colectivos de homosexuales.

"No cabe un alfiler"

"No cabe un alfiler". "No pongamos cifras a esta manifestación masiva, tranquila, de familias unidas y alegres. Una manifestación en defensa del matrimonio de toda la vida, no contra los homosexuales". Expresiones como éstas han trufado la cobertura que ha dado esta tarde Telemadrid del arranque de la manifestación contra los matrimonios gays convocada por el Foro de la Familia y apoyada por la Iglesia católica y el PP.

En un claro ejemplo de parcialidad informativa, el periodista José Antonio Ovies ha hecho suyos los postulados de los organizadores de la marcha y ha descrito la protesta como una "manifestación alegre, donde se han juntado niños y abuelos, de todas las edades y de todos los sexos […] Los niños felices jugando con sus globos en un día soleado en Madrid".

Después de subrayar que la reforma aprobada por el Congreso ha sido posible gracias al apoyo recibido por el PSOE de "los grupos nacionalistas e independentistas", Ovies ha recordado que han sido "numerosísimas" las firmas llegadas al Parlamento en contra de "la equiparación del matrimonio entre un hombre y una mujer con el de homosexuales". Sin entrar en cifras sobre la asistencia a la marcha, Ovies ha insistido reiteradamente en que la participación ciudadana estaba siendo "masiva". Su entusiasmo ha llegado a tal nivel que se ha permitido comentarios como: "Si me lo permiten, [la protesta] no da más de sí […] las calles de Madrid están llenas".

Más información