Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL MATRIMONIO HOMOSEXUAL

La dirección del PP decidirá a última hora quién irá a la marcha

La dirección del PP anunció el lunes su respaldo a la manifestación convocada para hoy por el Foro de la Familia y animó a sus militantes, votantes y simpatizantes a sumarse a ella. Pero ayer aún no había decidido qué miembros de la dirección popular acudirían a la marcha en representación al respaldo explícito dado por ese partido. Sí fueron goteando los nombres de dirigentes regionales que esgrimieron diversas excusas para anunciar que no acudirían. Así, ni el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, ni la presidenta de la Comunidad, Esperanza Aguirre, estarán hoy en la manifestación del Foro de la Familia. Tampoco vendrán a Madrid dirigentes regionales del PP como Francisco Camps, presidente de la Comunidad Valenciana, o Javier Arenas o Josep Piqué, que encabezan las direcciones regionales de ese partido en Andalucía y Cataluña, respectivamente. Piqué, que tampoco se sumó a la manifestación convocada por la Asociación Víctimas del Terrorismo el pasado 4 de junio, aseguró que él nunca ha asistido a una manifestación porque es "partidario de hacer política en las instituciones".

Para minimizar las críticas de los homosexuales que militan o simpatizan con el PP, su portavoz parlamentario, Eduardo Zaplana, se reunió ayer con Javier Gómez, miembro del colectivo gay del PP, y Felipe del Baño, diputado en las Cortes de Valencia que anunció hace meses su homosexualidad. Zaplana, según su propia versión, les dijo que el PP no está en contra de los homosexuales ni de que se regulen legalmente las uniones de parejas entre personas del mismo sexo. Les expuso la proposición de ley del PP con este objetivo y reiteró los dos elementos que rechaza: que se denomine matrimonio a esas uniones y que puedan adoptar niños. Zaplana añadió que no sabe si acudirá hoy a la manifestación pues ésa es una decisión que tomará hoy Rajoy. Éste dijo en Pontevedra que se reunirá la próxima semana con el colectivo gay de su partido para explicarles su posición.

Entretanto, el Ayuntamiento de Vitoria, gobernado por el PP, aprobó una iniciativa con el respaldo de todos los grupos políticos para apoyar la ley de matrimonios homosexuales y para afirmar que la objeción de conciencia de los funcionarios para oficiar esas bodas "no tiene cabida" legal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de junio de 2005