Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA MUERTE DE RAMÓN SAMPEDRO

Maneiro insiste en que dio el cianuro a Sampedro por amor mientras su familia la llama "asesina"

La amiga del tetrapléjico gallego que ayer se confesó autora de su muerte polemiza ante las cámaras con su cuñada

Ramona Maneiro, que ayer confesó públicamente haber sido la persona que en 1998 ayudó a morir al tetrapléjico gallego Ramón Sampedro, ha insistido hoy de nuevo en Telecinco en que le suministró el cianuro "por amor", mientras que una cuñada de Sampedro, indignada, la ha llamado "asesina" y ha asegurado que "todo el mundo" sabía que fue ella. Este lamentable espectáculo en torno a un tema como la eutanasia se produce cuando mañana se cumplen siete años de su muerte y ya ha prescrito el delito. Además, llega al calor del éxito de Mar Adentro, la película de Alejandro Amenábar que ha dado al caso una transcendencia mundial y que hoy ha logrado su segundo premio en EE UU.

Maneiro y la cuñada de Ramón Sampedro, Manuela Sanles, que le cuidó hasta su muerte, han polemizado esta mañana en El Programa de Ana Rosa en Telecinco sobre la decisión de la primera de ayudar al tetrapléjico de Porto do Son (A Coruña) a quitarse la vida, tras haber llevado a cabo una lucha infructuosa de cinco años en los tribunales en defensa de su derecho a morir dignamente. Sanles, quien se ha mostrado muy molesta por la confesión de Ramona, ha asegurado que no le había sorprendido la noticia, "porque todo el mundo sabía que ella era la asesina". La cuñada de Sampedro, el primer español que reclamó judicialmente el derecho a elegir su muerte, ha reconocido que Ramón había pedido a la familia ayuda para morir, pero que no fueron capaces de hacerlo porque "le querían".

Tras insistir en que se trató de "un asesinato", Sanles ha indicado que ellos querían luchar por "la eutanasia que él quería, no la que le dio Ramona". En este sentido, ha explicado que no sabe por qué Ramona ha salido ahora a decir la verdad cuando siempre lo había negado. "Si la pudiera ver muerta, ahorcada, como ella ahorcó a Ramón, yo le haría lo mismo", ha añadido. La cuñada de Sampedro, con quien había vivido alrededor de 30 años, ha relatado que éste conocía a muchas mujeres, pero todas le decían: "Ramón, tú no tienes por qué morir". "Era un hombre muy inteligente que luchó por morir dignamente, pero encontró una mano negra que le dijo: sí, yo te ayudo".

"Le tenía como un perro abandonado"

En declaraciones a Efe, Sanles ha asegurado que, cuando Ramón se fue a vivir con ella, "le tenía como un perro abandonado", mientras que cuando estaba en su casa, con la familia, éste "no tuvo ni una sola llaga" en el cuerpo. "Jamás en la vida perdonaré a esa mujer. Para mi siempre será la asesina de Ramón", ha añadido Sanles, quien ha insistido en que a éste nunca le había faltado cariño y que incluso "le quería tanto como a un hijo". Además, ha indicado que Ramona iba a verle cuando vivía con la familia y ha sugirido que este interés podría deberse a que quería ganar dinero, pero "desde luego, por cariño, no".

José Sampedro ha asegurado a Efe que su hermano le había confesado que ella sería la persona que iba a ayudarle a morir, aunque ha insistido en que Ramón "no tenía idea de morir tan pronto". "De amor nada. Por amor no se mata a una persona", ha apuntado José, para quien la muerte de su hermano fue "un crimen verdadero". También ha comentado que a la familia le pareció mal que Ramona Maneiro se llevara a su hermano de su casa, porque éste "quería morir" a su lado. Ramona Maneiro, quien ha vuelto hoy a aparecer en Telecinco, ha manifestado que no tiene miedo a las críticas que pueda recibir tras haber reconocido ayer en televisión que ella fue quien había ayudado a morir a Sampedro.

Tras asegurar que la confesión no estaba planeada y que la había hecho sin cobrar, Maneiro ha señalado que se encuentra "muy tranquila" y que su objetivo es que "se reabra el debate" sobre la eutanasia, como quería Sampedro. Sobre si le hubiera gustado que Ramón decidiera seguir viviendo por ella, ha indicado que "cada uno tiene que decidir por sí mismo" y se ha mostrado convencida de que "si hubiera estado legalizada, la eutanasia la hubiera practicado cuando no estuviera bien, pero no en ese momento". Maneiro ha subrayado que no entiende la actitud de la familia y ha rechazado la acusación, sugerida por ellos, de haber hecho pública la noticia por dinero. Ramona ha retado a la familia a que demuestre que ha cobrado por ello. "A lo mejor en adelante lo voy a hacer", ha amenzado.

Un 32,1% de cuota de pantalla

Ana Rosa Quintana, que ayer estrenó en Telecinco su magacín El programa de Ana Rosa con esta exclusiva, consiguió un 32,1% de cuota de pantalla y una media de 1.401.000 espectadores, según los datos que ofrece Sofres. El magacín de TVE 1, Por la mañana, de Inés Ballester, consiguió un 17,8% y el de Antena 3 TV, Cada día, que presenta María Teresa Campos, llegó al 17,1%.

Más información