Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entra en vigor en Francia una subida media del 9% de los cigarrillos

Los fabricantes optan por no repercutir totalmente la nueva fiscalidad para no erosionar todavía más sus ventas

Entra en vigor en Francia una subida media del 9% de los cigarrillos
ELPAIS.es

Los cigarrillos cuestan a partir de hoy un 9% más de media en los estancos franceses, lo que supone unos 40 céntimos de euro suplementarios por paquete con lo que el aumento acumulado en un año es de cerca del 45%.

Este incremento del precio para el consumidor, consecuencia del aumento de la fiscalidad, está sensiblemente por debajo de la subida de los impuestos -casi el 20%-, lo que significa que los fabricantes han optado por no repercutir totalmente, al menos de momento, una nueva fiscalidad que podría erosionar todavía más sus ventas. Esta estrategia, que fue anunciada en primer lugar por el grupo franco-español Altadis a comienzos de diciembre (y al que después siguieron el resto), podría completarse en julio con otro ascenso de la factura para los fumadores.

Una de las primeras consecuencias de las subidas de los cigarrillos en el último año ha sido una disminución de las ventas en los estancos del 13% en 2003, según las estimaciones con las que trabajan los servicios de aduanas. La Confederación de Estanqueros, por boca de su presidente, René Le Pape, ha insistido en que esa disminución de sus ingresos tiene otra cara, que es el aumento del contrabando y del número de franceses que se aprovisionan de tabaco en los países vecinos, en particular Luxemburgo, Andorra y España, pero también Italia y Alemania.

Paquetes de 19 cigarrillos

Los fabricantes también preparan una respuesta de mercadotecnia para mantener o aumentar su cuota de mercado y hacer frente a la actual situación, que pasa por la comercialización de paquetes de 19 cigarrillos, siguiendo lo que se hace en otros países como Alemania.

En esa línea, Altadis va a poner a la venta un paquete de 19 cigarrillos de su marca Bastos a 4,25 euros, lo que significa 22 céntimos de euro por cigarrillo, un precio relativo inferior a los 23 céntimos del paquete de 20 unidades. El Gobierno francés, que ha justificado por razones de su política sanitaria las subidas de los impuestos del último año -que han pasado de representar el 76% del precio de los cigarrillos al 80,4% actuales-, trató de calmar la revuelta de los estanqueros asegurándoles el pasado 18 de diciembre que no habrá nuevos incrementos en cuatro años.

Los estanqueros también consiguieron un dispositivo de indemnización para los establecimientos más afectados por la competencia de los países fronterizos, de 150 millones de euros, y un alza de la comisión sobre la venta del tabaco del 6 al 8%. Pero siguen temiendo que el bajón de sus ventas de cigarrillos se trasponga a otros productos de sus tiendas, y por ello reclaman una armonización de la fiscalidad del tabaco en la Unión Europea (UE).