El Parlamento Europeo decide hoy si apoya el matrimonio entre homosexuales

El informe anual de la Comisión de Libertades, que se vota hoy en el pleno, insta a los estados miembros a permitir estos enlaces con los mismos derechos que los heterosexuales

El informe anual de la Comisión de Libertades del Parlamento Europeo sobre la situación de los derechos fundamentales en la UE, que será votado hoy en el pleno de la Eurocámara, insta a los estados miembros a permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, con los mismos derechos que las uniones entre heterosexuales.

Más información
Los españoles homosexuales, sin amparo jurídico
Del verde al rosa
"El PP es la bestia negra de nuestra igualdad"
El Senado belga aprueba una ley que permite el matrimonio homosexual
El guardia civil 'gay' presenta la solicitud para convivir con su pareja en la casa cuartel

El informe, cuyo ponente es el eurodiputado socialista Joke Swiebel y que fue aprobado por la Comisión de Libertades por 25 votos a favor, 20 en contra y 2 abstenciones, analiza numerosos asuntos relacionados con los derechos fundamentales, como los atentados terroristas, los abusos policiales, la situación en las prisiones, las relaciones no matrimoniales y el matrimonio de personas del mismo sexo, los derechos electorales, la desigualdad de las mujeres y los derechos del niño.

Por lo que se refiere a las relaciones no matrimoniales, el informe insta a los estados miembros a reconocer este tipo de relaciones, tanto entre personas del mismo como de distinto sexo, concediéndoles los mismos derechos que a las matrimoniales. Respecto al terrorismo, expresa su repulsa a todas las organizaciones terroristas "que amenazan y matan a personas por el hecho de ser cargos electos o militantes de determinados grupos políticos".

El informe alude también a las denuncias sobre abusos cometidos por la policía y otras autoridades en comisarías y prisiones, en prácticamente todos los estados miembros, y menciona en concreto a Grecia. En cuanto a la superpoblación de las prisiones, aboga por el establecimiento de penas alternativas para delitos menores. Además, denuncia "el clima de impunidad que está surgiendo en varios estados" (entre los que menciona a Austria, Bélgica, Francia, Italia, Portugal, Suecia y Reino Unido), donde los abusos y recursos a la violencia por la policía y el personal de prisiones contra solicitantes de asilo y minorías étnicas no se corrigen con sanciones penales.

Preocupación por los inmigrantes

En materia de libertad de prensa, la comisión insta a los gobiernos y a los políticos a que se abstengan de hacer declaraciones que puedan recortar esta libertad, al tiempo que recomienda a los estados que estén atentos a las concentraciones en el sector de medios de comunicación. También manifiesta su preocupación por el aumento de las manifestaciones de discriminación racial, de xenofobia y de antisemitismo y pide a los partidos políticos que se abstengan de alianzas con quienes fomentan prejuicios raciales o étnicos.

Sobre los inmigrantes, el informe señala su preocupación ante el gran número de violaciones de la Carta Social Europea. En particular, critica la aplicación de rígidos cupos, los permisos limitados de residencia, la retirada de dicho permiso en caso de desempleo y la discriminación laboral. En cuanto a los derechos de la mujer, alerta sobre la violencia doméstica y las violaciones maritales y pide que se ponga fin a disposiciones nacionales discriminatorias, como la edad legal mínima para contraer matrimonio en Francia (menor para la mujer) o la prohibición a las mujeres de entrar en el Monte Athos en Grecia.

Referencias a España

Las referencias concretas del informe a casos en España son escasas. Se alude a una advertencia a España en relación a las obligaciones de la Carta Social sobre el trabajo infantil y se constata la necesidad pendiente de garantizar el derecho a juicio en un plazo razonable.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS